Nuevo proyecto

Desde que tengo memoria me han gustado los videojuegos, antes de entrar a la primaria ya había jugado el Family, esa consola pirata proveniente de China que nos daba la posibilidad de jugar esos juegos que los más afortunados tenían en su NES. No me avergüenza decir que en aquel entonces no había la posibilidad de comprar una consola original de Nintendo, al final me sirvió para adentrarme a este mundo que tanto me divierte y los precios de este entretenimiento están lejos de ser baratos.

Tengo que decir que con el pasar de los años mi gusto por los videojuegos fue variando, tuve etapas en las que no me interesaban ni tantito, los veía como un simple hobbie que me quitaba lo aburrido en un fin de semana; también tuve otras etapas donde no podía despegarme de la consola en turno, pasaba tanto tiempo ahí que mis padres no entendían y rogaban porque saliera a jugar, “a que me diera el sol”.

Sin embargo fue hasta hace unos años (entrando a la Universidad) cuando me di cuenta que además de jugar videojuegos, quería aportar un poquito a la industria, no solo gastando mi dinero en juegos, también siendo parte de esto que tanto me gusta. No soy desarrollador, ni distribuidor o diseñador de juegos, así que mi aporte no va por ese lado, lo único que quiero es dar mi opinión (al final, me gusta hacer eso todo el tiempo). Lo hago a través de #TheNextLevel y ahora quiero hacerlo en este medio.

#TheNextLevel. Episodio 04

Básicamente esta es la razón por la que entré a Medium, aportar lo poco o mucho que sé para que la industria de los videojuegos en México vaya creciendo. Aquí estaré poniendo todo lo que pueda de videojuegos, lo que me gusta y lo que no, mis opiniones al respecto y toda la información que obtenga. Ojalá sirva de algo y si no, por lo menos voy a invertir mi tiempo escribiendo y no gastándolo en jugar videojueg… digo, ¿qué?

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.