Corrupción política:

LULA DA SILVA ENFRENTARÁ JUICIO POR CASO LAVA JATO

El ex presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, será juzgado por los cargos de corrupción y lavado de dinero.

Por: Dominique Navarrete Carrera

http://multimedia.cdn.com.do/2016/09/26-08-2016-lula-da-silva.jpg

Este marte, el juez Sérgio Moro, quien está a cargo de la investigación del escándalo de corrupción de la petrolera Petrobras, más conocido como “Operación Lava Jato”, consintió la denuncia de corrupción y lavado de dinero contra el ex presidente Lula da Silva.

“Habiendo indicios suficientes de autoría y materialidad, recibo la denuncia presentada por la fiscalía.”, así indicó Moro según un artículo del sitio web de noticias El País.

A su vez, el magistrado hizo hincapié que existen suficientes pruebas para dar inicio a un proceso judicial en contra del ex presidente brasileño, su esposa y otras seis personas ligadas al fraude más grande que ha afectado a dicho país.

Por otra parte, se inculpa a Lula da Silva de obtener sobornos, algunos de ellos como prestación de servicios, por un monto similar a 3,7 millones de reales, lo que es equivalente a 1,1 millones de dólares. Estos habrían sido entregados por la constructora OAS, una de las instituciones implicadas en el desvío de fondos de la petrolera brasileña.

“Luiz Inácio Lula da Silva presuntamente recibió beneficios de Group OAS. Según la acusación, él tenía conocimiento de sus orígenes en la red delictiva que dañó Petrobras”, así afirmó Sérgio Moro al portal excelsior.com.

Según el portal de noticias ElComercio.pe, la denuncia señala que empresa inmobiliaria OAS entregó a Lula un apartamento triplex en ciudad de Sao Paulo y financió el almacenamiento de sus bienes a cambio de contratos multimillonarios con Petrobras.

Además, los fiscales reconocen al ex presidente brasileño, que pertenece al Partido de los Trabajadores, el mismo de la destituida Dilma Rousseff; como el “comandante máximo” del mapa de corrupción de la compañía de petróleo. Sin embargo, se reservan de llamarlo “jefe de asociación criminal”.

Ante esta situación, el juez Moro encuentra aceptable dicha determinación por parte de la fiscalía, ya que ese asunto se encuentra bajo investigación en el Supremo Tribunal Federal (STF), dado que entre los demás sospechosos se hayan políticos que gozan de fuero privilegiado, lo que es consecuencia de tener cargos legislativos o ejecutivos.

En su contra parte, Luiz Inácio Lula da Silva se defendió, este martes, de las acusaciones afirmando que esta circunstancia es “una farsa, una gran mentira y un enorme espectáculo”, declaraciones que fueron tomas por la página web de noticias excelsior.com.

Pese a ello, el juez Sérgio Moro dio a Lula da Silva y a otros 10 acusados un plazo de diez días hábiles para presentar sus respectivas defensas en la Corte brasileña.

OPERACIÓN LAVA JATO

En marzo del 2014, se dio inicio a la investigación que poco a poco se fue transformando en la “crónica de una muerte anunciada” de decenas de políticos en el país garoto.

Dicha indagación legal evidenció una confabulación entre la élite política de Brasil y grandes empresas, la cual durante una década desviaron más de 2.000 millones de dólares de la compañía Petrobras. Esta se manifestó con los siguientes delitos recurrentes: corrupción pasiva y activa, crímenes contra el sistema financiero brasileño, formación de organización delictiva y lavado de dinero.

Según la prensa internacional, este hecho ha sido considerado como la mayor causa de corrupción que ha tenido que enfrentar la historia de Brasil, ya que la fiscalía de dicha nación lo definió como un sistema que daba pie a que las “empresas que se enriquecieran a costa del Estado, directivos de Petrobras que vendían favores, lavadores profesionales de dinero que pagaban sobornos y políticos y partidos que sustentaban directivos de Petrobras y a cambio recibían la mayor parte de los sobornos para enriquecerse y financiar sus campañas”, así señala el diario El País.