SIRIA: LA GUERRA CONTINÚA

Autoridades sirias acusan que fuerzas externas financian a grupos rebeldes y la oposición culpa al régimen de Al-Ássad de matar civiles.

Por: Dominique Navarrete Carrera

https://esp.rt.com/actualidad/public_images/2015.10/article/560ff02ac46188dd6d8b45c2.jpg

El conflicto instaurado en la República Árabe de Siria tuvo sus inicios en marzo del 2011. Lo que al principio fueron protestas en marco del levantamiento social ‘Primavera Árabe’, poco a poco se fue transformando en una guerra civil, la cual ha perdurado cerca de cinco años y ha tenido como consecuencia “más de 366 mil personas muertas”, según cifras la ONG ‘Observatorio Sirio de los Derechos Humanos’. Por otra parte, ‘La Agencia de la ONU para Los Refugiados’, señala que esta situación “ ha obligado a más de 4,6 millones de sirios a atravesar fronteras en búsqueda de protección y ha desplazado internamente unos 6,5 millones de personas.”

De acuerdo con un artículo publicado, en marzo del presente año, por el sitio web de noticias ‘ElPeriódico.com’, las fuerzas de seguridad sirias mataron a los manifestantes en estas primeras protestas con el fin de contrarrestarlas, sin embargo, se expandieron por todo el país, haciendo que miles de ciudadanos salieran a las calles pidiendo la salida de Bashar Al-Ássad del poder, poner fin a sus reformas y a la crueldad policial sobre la población.

http://i.telegraph.co.uk/multimedia/archive/02576/bashar-al-assad_2576564k.jpg

Posteriormente a este episodio, se originaron grupos armados opositores radicales al régimen de Bashar Al-Ássad, los cuales tienen como finalidad retomar el poder a través de la transgresión del orden constitucional, usando principalmente para esto acciones de violencias, desatando así una guerra civil.

Con el paso del tiempo, ya en el 2014, varios países comenzaron una batalla en contra del autodenominado ‘Estado Islámico’ (EI), una de las milicias en contra del Presidente sirio, entre ellos Rusia, quien ha bombardeado a grupos rebeldes opositores consiguiendo que el régimen de Al-Ássad recuperara territorio en zonas estratégicas como por ejemplo Alepo.

http://manuelbellido.com/wp-content/uploads/mapa_Siria.jpg

“La intervención rusa es fundamental, puede cambiar el curso de la guerra a favor de Asad”, asegura a ElPeriódico.com, Phillip Smyth, investigador de la Universidad de Maryland.

PRINCIPALES GRUPOS REBELDES

Dentro de los grupos rebeldes, contrarios a la gestión del presidente sirio Bashar Al-Ássad, se pueden encontrar distintas tendencias ligadas al islamismo, salafismo, yihadismo y laicos.

http://d5pa5brvrabv4.cloudfront.net/sites/default/files/styles/full_node/public/rebeldes_sirios.jpg?itok=r8lVtskm

Ejército Libre Sirio (ELS): Esta Coalición militar es la más antigua en contra del régimen de Bashar Al-Ássad, formada en agostos del año 2011 por desertores del Ejército Árabe Sirio, quienes se negaron a frenar a los ciudadanos sirios en las primeras protestas. ELS agrupa a islamistas y laicos.

Frente Islámico Sirio (FIS): Tras la disolución Frente Islámico Sirio de Liberación (FISL), en el 2013, nace el FIS bajo la tendencia salafista y tiene por objetivo la creación de un Estado Islámico en Siria luego del derrocamiento de Al-Ássad.

Según la página web del Instituto de Estudios sobre Conflictos y Acción Humanitaria (IECAH), estos rebeldes, que operan en todo el territorio sirio, “están financiado sobre todo por las monarquías de los países del Golfo Pérsico, como Arabia Saudí, Kuwait y Catar.”

Ejército del Islam o Jaysh al Islam: Es considerado como uno de los grupos más poderosos de Damasco, la capital de Siria. A su vez, es la fuerza salafista más sólida que no está adherida a Al Qaeda. Sin embargo, el sitio ‘ElMundo.es’ señala que “Jaysh al Islam ha sido acusado de usar métodos comparables a los del Estado Islámico, como las ejecuciones públicas.”

Frente Al Nusra: Este es el grupo más emblemático y agresivo del yihadismo, ya que cuenta con militantes del extranjero, los cuales son provenientes del Magreb (Norte de África), del Golfo y del Medio Oriente.

“Se ven como luchadores por la restauración del califato y la creación de un Estado panislámico en el que la sharía sería la ley imperante.” Así señaló IECAH, en una publicación de octubre del 2013.

Estado Islámico (EI): También conocido como Estado Islámico de Irak y Siria (EIIL), es de tendencia yihadista y busca establecer un califato dirigido por un líder político y religioso bajo la Ley Islámica o shiría. Además, para esto pretende tener apoyo de la comunidad musulmán.

“Al principio su apoyo llegaba de algunas personas naturales de los países árabes del Golfo Pérsico, como Qatar y Arabia Saudita. Últimamente, ha logrado convertirse en una organización sostenible financieramente, con autonomía, ganando millones de dólares por la venta de petróleo y gas de los campos que controla, de los impuestos que recauda en territorios y algunas actividades ilícitas como extorsión, contrabando y secuestro.” Así asegura el sitio T13.CL con respecto a la mantención económica del Estado Islámico.

Unidad para la Protección del Pueblo (PYD): Pertenece a la milicia de la fuerza política kurda de Siria, se ha enfrentado numerosas veces a los grupos yihadistas, quienes han intentado controlar localidades sirias en las cuales existe presencia de kurdos.