21,900

A este ritmo voy a destruirme por completo
en menos de veintiún mil novecientos días.

Haré de mi cuerpo un bulto que he de cagar a diario.
Mis ojos perderán su forma entre la luz y el viento.
Mi piel será desierto, terreno hostil para cualquier insecto.

Toda la luz que bebí y los alcoholes que bailé
se harán heridas en mi piel.

A este paso mis noches parecerán noche en Vietnam.

Todos los sueños que no soñé van a cobrarme factura
sobre el futuro que imaginé.

Mis brazos soportarán el peso de la cafeína, nicotina y azúcar.
Mi espalda será refugio de dolores color madrugada.
Mi cabeza perderá de vista el segundero y su pasos.

A este ritmo voy a destruirme por completo
antes de siquiera imaginarme.