Son buenos tiempos para la poesía

La poesía es un género que de forma estereotipada siempre se ha adjudicado a la evocación del amor y el romanticismo. A una lírica compleja que con dificultad comprendíamos cuando la leíamos en el instituto.

Pero algo ha cambiado, un click se acciona y de pronto la poesía azota con fuerza el panorama literario. Los jóvenes comienzan a interesarse por este género y cada vez surgen más autores.

Quizá estemos ante el cambio que marque una generación. Una generación que se reconoce en las palabras de alguien ajeno, una generación que busca un espejo en el que mirarse, unas letras que la describan sin haber abierto la boca.

Y así como surge esta tendencia de la lectura de la poesía, cada vez son más los que se atreven a ser los artífices de las obras que con el tiempo plagarán las redes sociales. Y es precisamente por esto, por la omnipresencia de las redes sociales en nuestra vida, por lo que se produce una expansión tan rápida de estos poemas y aumenta la fama de sus autores.

En el caso de la poesía, es un género que nos permite “fragmentar el libro” y compartir un poema independiente que no necesita del resto para ser comprensible. Y hablamos de un poema completo como podríamos hablar de una estrofa, un párrafo o incluso una frase (pues bien sabemos que esta poesía moderna no se sustenta en la estructura habitual de la poesía tal y como la conocíamos, sino que la prosa también es una de las formas que adopta).

Las redes sociales y los blogs son una herramienta eficaz para darse a conocer, y es a través de estas redes desde las cuales la mayoría de los jóvenes conocen a los nuevos poetas que con tanta fuerza están pisando actualmente. Los muros de Facebook y Twitter están plagados de poesía, y es difícil no toparse “Casi sin querer”, como el título del poemario de Defreds, con las letras de algún autor del género. Autores como Escandar Algeet, Marwan, Defreds, Irene X, Carlos Salem o Elvira Sastre son los culpables de ello.

La inquietud de la nueva generación no se queda en Internet, sino que se mueven gran cantidad de ventas y las librerías reciben una potente demanda de estos ejemplares. Actualmente, en La Casa del Libro, “Casi sin querer” de Defreds, es uno de los libros más vendidos de la semana. Y por otro lado, Irene X se sitúa entre uno de los autores con mayor número de ventas.

Bajemos el volumen de aquellos que dicen que somos una generación perdida, una generación tan absorta en las nuevas tecnologías que dejamos de lado la literatura, una generación que no aprecia la lectura ni se cultiva con ella. Nosotros aprovechamos estas herramientas para quitar fronteras y llegar más lejos, para saber y descubrir más.

Somos la generación que se encuentra en la poesía y se pierde de nuevo en ella.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Irene Lasso López’s story.