El congreso necesita bebes con rastas

En una demostración de agudeza visual, propia de un preciso francotirador, Pablo Montesinos afirmó ayer, en la tertulia que dirige Ferreras, Al rojo vivo, que se veían menos corbatas, que en anteriores legislaturas. Por supuesto, también se trató el delicado tema de las rasta de uno de los diputados de Podemos. La composición del congreso solo daba para una charla de bar.

La composición del congreso, ayer, es una fotografía sacada al interior de un vagón de metro en hora punta. Una estampa rutinaria para todos, excepto para todos aquellos que solo pisan la calle en campaña. Desde mi punto de vista, una sinopsis de la sociedad española; variopinta y plural.

La presencia de Gómez de la Serna, imputado por el supuesto cobro de comisiones ilegales, formó parte de la rutina diaria de la política española. Lo realmente destacable fue la presencia de un bebé, el hijo de Carolina Bescansa, de Podemos. Una reivindicación de la diputada que trajo de cabeza a periodistas, políticos, feministas… en un debate muy necesario.

A nadie extraña, a estas alturas, la capacidad de Podemos de convertir la polémica en herramienta de comunicación. Cualquier gesto del partido morado se convierte en un maremágnum de comentarios en las redes sociales y en las tertulias políticas. Una efectividad patentada que les sirve para poner temas en el centro de la agenda política, en este caso, la maternidad y la conciliación laboral.

La memoria es frágil e interesada, y los jóvenes no disponemos de recuerdos que nos hemos vivido. Por ello, noticias como la la publicada por Nueva Tribuna sobre Nines Maestro, diputada de IU entre 1989 y 2000, o elEconomista.es sobre Alicia Sánchez Camacho, se hacen necesarias para comprender, que el gesto de Bescansa de ayer, no es pionero, no es la primera mujer en llevar a su hijo al hemiciclo.

Nos quejamos de la poca profundidad de la política española, de la demagogia, pero como nos gusta el morbo.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.