Discurso a los emprendedores de la primera generación de incubados de Startup México Campus Mérida

Este es el discurso que di en la ceremonia de graduación de la primera generación de incubados de Startup México Campus Mérida, en él comparto un poco de mi forma de ver el mundo y lo que significa para mí, ser emprendedor, es un mensaje dirigido a los emprendedores.

“Tengo el honor de estar aquí con ustedes, en la graduación de una de las mejores incubadoras de startups del país.

Estoy muy agradecido por haber sido elegido por mis compañeros emprendedores para dirigir unas palabras, en este día tan especial para quienes formamos parte de la primera generación de incubados de Startup México Campus Mérida y la Universidad Anáhuac Mayab.

Seré honesto, en México y el mundo, hay muchas cosas que están mal, las noticias en los periódicos y en la televisión se encargan de recordárnoslo todos los días, la situación actual nacional y mundial, puede ser desalentadora, con muestras de violencia, personas que cegadas por el poder se están acabando de forma desmedida los recursos naturales que el planeta nos provee, gobiernos corruptos que saquean pueblos y que en alianza con los medios de comunicación, buscan mantener en total ignorancia a la población, y así puedo continuar nombrando problemas que nos causarían sentimientos de temor, enojo o incluso en un caso más extremo, llegar a perder la fé en la humanidad.

Sin embargo, existe un pequeño grupo de personas que se reúnen para solucionar los problemas que detectan en su entorno, en su país, en el mundo. Son soñadores, inconformes, incomprendidos, retadores, personas comunes y corrientes que deciden tomar acción a pesar de sentir miedo, personas que deciden correr riesgos que otros son incapaces de correr, que aprenden a tomar decisiones difíciles, que se acostumbran a vivir rodeadas de la incertidumbre que genera el no saber si lo van a lograr y que a la vez, son quienes consiguen acercarnos cada vez más a la solución de esos problemas, son quienes se convierten en la voz de quienes no la tienen, son quienes con su ejemplo inspiran a la juventud de hoy a creer en si mismos y en tomar acción para generar un cambio, son quienes nos demuestran que los sueños se hacen realidad, son quienes logran cambiar al mundo, son ustedes, emprendedores que están aquí presentes, mis compañeros y amigos.

Nosotros como emprendedores asumimos la responsabilidad de ser detonantes de cambio, no importa la adversidad, no importa a qué escala, mientras nuestra principal motivación sea mejorar la vida de las personas y veamos al dinero no como un fin, sino como un medio necesario para lograrlo, estoy seguro de que generaremos empresas de éxito, que prueben a la sociedad mexicana que existen personas talentosas que se preocupan por mejorar la vida del mexicano y de cualquier persona del mundo, que motive a los gobiernos a destinar más recursos a la ciencia, investigación, tecnología y apoyo a la creación de nuevas empresas, que logre ser partícipe del cambio que el mundo necesita.

El camino no termina luego de estos 6 meses, apenas comienza, ahora contamos con las herramientas básicas que nos permitirán alcanzar el éxito que deseamos, pero más importante aún, nos tenemos a nosotros para ayudarnos entre todos a conseguir nuestros objetivos, creo firmemente que es necesario deslindarse del concepto individualista y egoísta del éxito y adoptar una mentalidad de colaboración con una visión a conseguir el éxito a largo plazo y a una mayor escala, ya que nunca antes en la historia la competencia fue global y tan difícil como lo es en la actualidad, es por ello, que creo, que el trabajo en equipo es más importante hoy en día que nunca antes en la historia de la humanidad, además, si miramos a los grandes hubs tecnológicos y de emprendimiento del mundo, nos damos cuenta que el éxito que han tenido esta basado en la colaboración, en la mentalidad de compartir y de aceptar al ecosistema emprendedor como la suma de las colaboraciones de todos los involucrados y no a la pertenencia vip de estos en una comunidad, edificio o ciudad.

Mis últimas palabras ya para concluir son las siguientes:

Siempre crean en ustedes mismos y en sus sueños, porque lo que nosotros llamamos realidad, todo lo que está a nuestro alrededor, es el sueño materializado de alguien que eligió creer que podría hacerlo realidad, y esa persona no era para nada mejor a ninguno de ustedes.

Gracias”

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Israel Cauich Viñas’s story.