La mirada.
  • Hoy la mirada se ve pálida para el que ya no ama, para quien quiere olvidar y no puede, para el que decide marcharse y no volver, para quien recoge con prisa lo que cree que desperdiciaron, para el que sembró ilusiones basándose únicamente en dudas, para quien decidió amar más a su ego que al amor.
  • Mas no es así la mirada de quien aún con dolor ama, su mirada es brillante, porqué hizo más de lo que pudo, porque levantó sin importar cuantas veces el otro cayera, porque se desveló a cuidar el sueño mientras el otro dormía, porque se ausentó del mundo para estar presente siempre para quien amaba, porque supo acortar miles de kilómetros sólo con demostrar con hechos, porque a pesar de que ya no tenga a quien ama sigue amando igual que el primer día; porque se dio cuenta que aunque ese amor no le pertenecía, hizo un esfuerzo extra día a día.
One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.