(Mi) Descubrimiento de Instagram

Resulta que hace mucho tiempo (alrededor de 5 años, o más) un amigo me comentó muy emocionado acerca de las bondades de Instagram y sus seguidores. Bien, para ese momento se me hacía una herramienta súmamente “hipster” así que únicamente abrí la cuenta, tomé una horrible foto, le apliqué algún filtro sencillo, la subí y voilá… perdí el interés por Instagram.

La primera foto que tomé y subí a Instagram

Sin embargo la vida da vueltas y por azares del destino terminé utilizando Instagram hace 2 días y me fascinó. ¿Han llegado a algún lugar en donde conocen a un grupo de personas que piensan exactamente como ustedes y se sienten comprendidos? Pues así me sentí a mi llegada a la red social de las fotografías por excelencia. Aceptado y apapachado.

La verdad es que hace mucho que me gusta la fotografía. Soy un fanático del cine. Las infinitas posibilidades de mezcla de storytelling y fotografía me vuelven loco. De verdad. Y siempre he ido por el mundo recogiendo imágenes, imaginando historias acerca de ellas y soñando que son lugares distantes, fuera de esta ciudad (de México) e incluso de este mundo. Así que poseo una gran colección de imágenes que he estado subiendo a lo largo de estos dos días. Mi seguidores de Instagram se han de sentir abrumados, confundidos e incluso dubitativos acerca de la autoría de las imágenes. No se.

Tengo gusto por como se ve la arquitectura, la naturaleza, el arte, la ciudad y unos close-ups y líneas muchas veces sin sentido. Chapas y llaves, piedras, paredes, la banqueta, zapatos, hojas, cables, piezas de madera etc.

Es lo que llama mi atención y lo que deseo recordar y compartir con el mundo. Esas imágenes me insipiran, me emocionan, me recuerdan que aunque el mundo es duro, a veces también se da el tiempo para seguir siendo lindo.


De hashtags, “Me Gusta” y seguidores

He estado trabajando algún tiempo en páginas web y redes sociales así que me he informado y practicado bien acerca del posicionamiento web y conozco acerca del correcto uso de los famosos gatitos hashtag. Créanme, odio ver un post lleno de ellos (#cute, #me, #comida, #todo) Es abrumadoramente ridículo. Pero ahora, entrando a Instagram (sigo odíandolos) pero es en donde pude comprobar su eficacia. Un post bien “tagueado” puede alcanzar a la audiencia correcta y así volverse relevante.

¿Por qué digo lo anterior? Porque es gracias en gran parte a los hashtags que mis fotos han sido tan bien acogidas. Recibo una gran cantidad de “Me Gusta” en las fotos que subo y eso me hace sentir halagado e inspirado a seguir por el camino del arte, la fotografía e incluso, si en algún momento de la vida tengo la posibilidad, en el cine.

En fin, seguiré subiendo fotografías que me gusten a mi. Si no le gustan a nadie más, bien. Amo esto. Y sí le gustan a la gente ¡qué mejor!

Instagram y amigo, gracias. Disculpen que hasta ahora les de una oportunidad, pero tenía que dejar que pasara la moda hipster para acercarme.

Por cierto, pueden seguirme en Instagram aquí: https://www.instagram.com/sevelanth/