Los mismos conflictos sociales que hoy nos afligen, transitan ya en esta narración: inseguridad en los caminos, contrabando, corrupción en las estructuras de la administración pública, secuestros, bandidos. — Francisco Gerardo Haghenbeck

Recuerdo a mi papá estar sentado entre la neblina, leyendo un libro con un título parecido al lugar en donde nos encontrábamos. Recuerdo verlo pasar las hojas mientras fruncía el ceño ocasionalmente, por momentos reía y por otros permanecía serio. Como toda niña, yo intentaba copiarle, la única diferencia es que él tenía un libro de alrededor 900 páginas y yo un cuaderno para colorear. Todos sus gestos eran copiados por su hija menor.

Los bandidos de Río Frío. ¿Por qué habrían malas personas en un lugar tan tranquilo? era una de las preguntas que me repetía constantemente siempre que veía aquel libro reposando en el buró de mi padre.

Una novela escrita por un liberal moderno desarrollada en México a principios del siglo XIX. Por años intenté leerla pero siempre caí en el fracaso hasta que un día en preparatoria se asignaron tres libros: Clemencia, El Zarco y Los bandidos de Río Frío.

Un libro del cual me enamoré en el momento, una historia que comienza con un amor imposible en donde dos jóvenes (un militar y una hija de un conde) tienen un hijo prohibido, que, al momento de nacer es robado y tiempo después éste encuentra a sus padres con destinos completamente diferentes a los antes planteados. Juan, se padre se convierte en uno de los bandidos mas temidos de Río Frío.

Una novela basada en algunos hechos reales, Manuel Payno siendo un amante de la lectura, combinó sus actividades políticas con las de periodista y escritor, y, durante su estancia en Europa a mediados del siglo XIX decidió comenzar Los bandidos de Río Frío.

Un libro que ha perdurado con el tiempo y hasta la fecha es inculcado en la educación básica. Sigue siendo publicada con la intención de llegar a mentes nuevas para que así se siga leyendo literatura mexicana, es un libro que retrata a un país acosado por la violencia y los desencuentros ¿Pero, es un libro que es la mayoría de las veces es leído por gusto o por imposición?

La dirección General de Publicaciones del Conaculta coeditó con Editorial Resistencia la esta obra clásica como novela gráfica para que pudiera llegar a las personas y se pudiera tener mayor conocimiento del tema.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.