No se mueven, pero casi #002: EAST OF WEST

Los cuatro jinetes del apocalipsis CRÉDITO: IMAGE COMICS

A partir de esta entrega comienza el trabajo más difícil: mantener el interés de todos aquellos que decidieron echarle un ojo a la primera publicación, y ser capaz de capturar nuevos lectores; le doy la bienvenida a ambos grupos. Esta semana hablaré sobre un comic que vengo leyendo desde hace un buen tiempo, llamado EAST OF WEST. Es publicada por IMAGE COMICS desde el 2013, y es una creación de Jonathan Hickman y Nick Dragotta. Recuerdo leer el número 15 o 16 e inmediatamente correr a buscar las entregas anteriores para ponerme al corriente, y desde entonces la he venido siguiendo religiosamente. Esto último es importante.

Enfatizaré en un elemento de la entrega anterior: la creación de un “mundo” para la historia. En el caso anterior, se hablaba de LOS ANGELES como otro personaje más, esta vez hablamos de territorio que conforma la federación estadounidense, al norte del continente americano. Volveré a este punto una y otra vez a lo largo de estas columnas; porque me parece una dimensión importantísima en una obra (literaria, cinematográfica, ilustrada, etc.).

“Intervención divina o no, ese evento marcó el final del combate, la demarcación del territorio, y la formación de lo que se transformaría en Las Siete Naciones de América. Los acuerdos fueron firmados en Armisticio -el epicentro del evento- el 9 de noviembre de 1908. Fue significativo, histórico, y la tercera cosa más importante que ocurrió ese día” CRÉDITO: IMAGE COMICS

El mundo de EAST OF WEST es una línea de tiempo alterna a la nuestra en la cual la guerra de secesión de los Estados Unidos no terminó sino hasta comienzos del “ese” siglo XX, cuando un meteorito cae en Kansas y el desastre lleva a las facciones en guerra a acordar un armisticio, que no solo es un documento / pacto en esta historia; “Armisticio” se transforma en una “capital” donde los miembros más importantes de cada nación se reúnen y discuten sobre el destino de la entidad que pasa a llamarse “Las siete naciones de América”, compuestas por: Armisticio, La Unión, La Confederación, El Reino (africanos), La Nación Interminable (habitantes nativos), y la República de Mao (China). Todas formadas por grupos humanos que hacen vida en el país actual.

“La nación interminable ha llegado” CRÉDITO: IMAGE COMICS

EAST OF WEST se desarrolla en el año 2064 de esa línea de tiempo, y la historia gira en torno a una profecía que los fundadores de Armisticio escribieron al momento de fundar la ciudad; “El mensaje”, cuyo portador es un elegido de los cuatro jinetes del apocalipsis, es otro tema importante en la historia, que compromete a los actuales jefes de gobierno de cada nación; unos quieren que el apocalipsis llegue y acabe con todo, otros tienen como misión detener la profecía. El protagonista es Muerte, uno de los cuatro jinetes del apocalipsis, quienes buscan poner en marcha el fin de los días siguiendo al pie de la letra las instrucciones del mensaje; estas figuras bíblicas son un componente más en la mezcla volátil de intereses que componen el mundo que Jonathan Hickman y Nick Dragotta han decidido compartir con todos nosotros.

“He descifrado la palabra, y “el mensaje” es claro… Uno de nosotros ha decidido traicionarnos”. CRÉDITO: IMAGE COMICS

Las relaciones familiares son una de las capas que componen esta serie. Hickman se pasea por las mentes y los corazones de cada uno de sus personajes principales para mostrarnos qué es lo que los motiva o los atormenta; el deber es también uno de los ejes que mueve esta historia: cómo cargan con la responsabilidad aquellos que heredan estas grandes naciones cuyo mito fundacional es una historia que mezcla partes iguales de creación y destrucción. Elaboren el mapa de su propia historia familiar y verán que Hickman está inventando muy poco. Lo único que diferencia EAST OF WEST de nuestros dramas familiares es la cantidad de naves y máquinas.

“Si encuentras el infierno como un lugar solitario, ¡espera! La compañía viene en camino”. CRÉDITO: IMAGE COMICS

Finalmente, “el mensaje” es la tormenta en el horizonte: hay pasajes a lo largo de las entregas, y el suspenso a lo largo de 27 números (3 años aproximadamente), se cocina a fuego lento. Lo bueno (¿se le puede llamar así en este caso?) se hace esperar. Los creadores tienen un sentido del ritmo que podría servir de escuela para cualquiera que esté creando o piense crear un drama de larga duración. El apocalipsis en EAST OF WEST sirve como fondo para el tema central: una gran historia de amor entre Muerte y la heredera de Mao III, quienes mueven cielo y tierra para evitar que la pieza fundamental de apocalipsis, que resulta ser su hijo, cumpla con el destino que le ha sido impuesto debido a un intenso lavado de cerebro. Una verdadera carrera contra el tiempo donde está en juego el fin de los días.

“Tú construirás una ciudad. Pero tu ciudad será mucho más que algo brillante, arderá y consumirá al mundo. Para purificarlo, y así tu ciudad se mantendrá firme para siempre”. CRÉDITO: IMAGE COMICS

Incluso en esa tierra llena de forajidos, monstruos horribles e intriga política que parece tener los días contados, el amor es el único refugio.

“Y nuevamente, era el mensaje: un loto, la muerte y la resurrección del amor”. CRÉDITO IMAGE COMICS

P.S. Jonathan Hickman acaba de publicar una nueva serie llamada THE BLACK MONDAY MURDERS, de la cual hablaré pronto. Este hombre es una máquina.

P.S. 2 La única manera de adaptar EAST OF WEST a otro medio sería mediante la animación; el estilo de Nick Dragotta no puede quedar de lado si deciden (en algún momento), trasladar esta historia a otro lugar.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.