La pestaña ‘Discover’ de Snapchat

Adaptarse o morir. Una vez más

Fue Rubén, que empezó provocando con este fantástico análisis de Snapchat. Comparto todo lo que dice, pero me gustaría que nos fijáramos un poquitín en una de las secciones más interesantes de la red ‘millennial’ en auge por excelencia: la pestaña ‘discover’ de Snapchat. La que sale al final, cuando ya no puedes pasar más pantallas hacia la derecha.

Esta:

Me gusta Snapchat. En parte, lo reconozco, porque tiene la sede en Venice Beach, en la playa de Los Ángeles, que es algo así como mi lugar favorito de la Tierra. Pero Snapchat merece la pena aunque solo sea para entender hacia dónde van los medios y cómo se relacionan con las nuevas audiencias. Las noticias que se comparten no son ni audiovisuales ni escritas, tampoco leídas o analizadas, sino más bien todo y nada a la vez. No se trata tanto de informarse, que seguramente también, como de pasar un buen rato. Y, con suerte, descubrir cosas curiosas, aprender algo y ver el mundo con los mismos marcos con los que ves tu vida diaria. Lo mejor es que te lo cuentan como tú cuentas tu vida. El marco lo es todo, ya lo sabéis. Sobre todo los que estudiasteis Comunicación Audiovisual en la Complutense y tuvisteis a Jorge Lozano. El uso de estos marcos en Snapchat no chirría porque los periodistas que están haciendo estas historias se manejan con los mismos códigos que su audiencia, y eso se nota mucho. Al abrir cualquiera de estos perfiles descubres cosas de las que te apetece saber, contadas de manera amena y con mucho adorno. Con música, con vídeo, con voz, con emoticonos, con caritas y con jueguecillos. Con datos, con análisis y con humor.

Supongo que la manera en la que los medios se plantean su presencia en Snapchat es exactamente la misma que describía RubenV86 en el post al que hacía referencia al principio: esta red social no pretende ser la única. No pretende acaparar toda tu vida virtual ni tampoco te obliga a nada porque total ya sabéis, a las 24 horas el contenido se autodestruye. Como las gafas de Misión Imposible.

La pestaña ‘discover’ es una de mis favoritas porque no es en absoluto suficiente. Lo que te ofrecen los medios es solo un complemento ameno a lo que está en su web o a lo que comparten en sus perfiles en otras redes sociales. CNN tiene unas 10 noticias. Eso sí, me he enterado mejor de lo de la destitución de Dilma en Brasil ahí que en cualquier otro sitio. Me lo ha explicado un texto bien estructurado con un vídeo. Así que he seguido mirando cosas. Tengo otras muchas otras webs de referencia donde encontrar otro tipo de análisis de la situación, pero me ha gustado más verlo así. También he visto cositas de las que pasaban en las primarias de Nueva York en las noticias de Vox a través de un vídeo realmente bien montado de unos cuatro minutos. También he visto qué hace en internet la ‘alt-right’ que apoya a Donald Trump.

For the record, hablar del futuro de los medios es algo que debería estar prohibido por Naciones Unidas, La Haya, la Troika o el Juche; pero oye, quizá esto nos dé alguna pista.

Decía Rubén que ‘la experiencia de uso de Snapchat -su UX en términos del gremio- regala al usuario un viaje de descubrimiento’. Me da la impresión de que estos medios, y lo que es más importante, sus periodistas, lo están entendiendo. Los medios se mueven. Y, como en cualquier otro sector a día de hoy, los que quedan atrás se quedan atrás demasiado rápido. Parecía que los nuevos hábitos de consumo de información, para muchos y especialmente para los más jóvenes, excluían la fidelidad al medio y se tenían que ajustar a la dictadura de lo urgente y a la tiranía del titular. Ese escenario de pesadilla parecía casi una condena, pero, mira tú por dónde, resulta que lo mismo hasta se puede esquivar. Se puede encontrar análisis e inmediatez a la vez bajo códigos transformados que ya nada tienen que ver con aquellos medios en papel con los que crecimos.


Y, por cierto, hablando de aplicaciones chulas y medios de comunicación, ya estáis tardando en bajaros la de Quartz. Te cuenta las noticias como si te estuviera hablando por Whatsapp, con todos los códigos que esperas encontrar en el uso de ese tipo de lenguaje. Mirad:

Tú eliges si quieres saber más de lo que te cuenta o prefieres saltar a la próxima noticia. El hilo no eterno. Te cuenta una serie de noticias, pongamos diez, y cuando acaba te dice eso es todo lo que tiene por ahora y que te pases en un rato. Quartz sabe que no es la única app de noticias que vas a consultar y ni pretende contarte todo lo que pasa ni pretende contarte todo lo que te interesa, pero sobre todo no pretende aburrirte.

A esto es a lo que yo llamaría ‘innovación’, ‘adaptación’ o cualquiera de los otros términos estándar que utilizamos cada día los que trabajamos en esto para construir storytellings a diestro y siniestro.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.