¿Qué se necesita?
Gonzalo D. Sosa
121

La próxima vez que vaya a tomar café, solo, yo solo — el café también — , pensaré en tu texto que hoy me llevo enganchado en el alma. Pediré, a mil quilómetros de ti, algo para acompañar al café, y pediré papel y lápiz. La próxima vez también dejaré mis pensamientos sobre mi solitaria mesa para que lo lea, o lo deseche, el próximo que venga, solo.