Capitalismo, Globalización y Medio Ambiente

2017: el mundo se paraliza a los pies de Trump en su intento de acabar con las agresiones perpetuadas por el dictador norcoreano King Jon Un, ISIS sigue siendo la fuente principal de miedo a las comunidades occidentales, grandes catástrofes naturales se manifiestan en todos los rincones del planeta, los conflictos armados en medio oriente no paran y parece ser que la tensión podría aumentar gracias a la nueva política internacional de los Estados Unidos de América, pero lo más importante es que el enemigo público número uno sigue siendo el cambio climático aunque muchos se nieguen a aceptarlo.

Encerrados en la pos-verdad, muchos agentes internacionales se niegan a aceptar las consecuencias del cambio climático pero el más importante de estos es el presidente de una de las naciones que más contribuye a este, si, el señor Trump. Podría ser que se perdiera interés por causa del bombardeo mediatico que este problema tuvo a finales del siglo XX e inicios del siglo XXI, siendo el apogeo de esto el documental del ex-candidato presidencial americano Al-Gore “An Ugly Truth”, pero parece ser que al día de hoy esta historia no vende tanto como la supuesta intervención rusa en las elecciones americanas del 2016 o cualquier cosa que Trump diga o haga; Hemos llegado al punto donde lo que temían los científicos en la segunda mitad del siglo pasado está pasando mucho más rápido de lo que esperaban, tanto que cuestionan las metas mundiales de la ONU para el 2030 ya que para cumplir estas debe de haber una cooperación internacional de todos los actores existentes en niveles que no hemos visto aún (y puede ser que nunca veamos).

La globalización ha creado un nuevo mundo interconectado donde los acontecimientos locales pueden tener un gran impacto internacional tanto para bien como para mal, esto trae como consecuencias cambios en todos las esferas de la sociedad, sobre todo en la esfera cultural y económica donde nos hemos visto forzados a adoptar el libre mercado neoliberal al igual que ciertos comportamientos que antes eran característicos de la sociedad norteamericana, idolatrando su modo de vida a través de las artes y el comercio.*

La globalización de la cultura y los medios de comunicación nos hacen vivir en la fantasía, bombardeados por personajes épicos, historias fascinantes que nos llevan a imaginar varios mundos distintos a el mundo real, mundos llenos de enemigos imaginarios que amenazan acabar con la humanidad presentados en forma de zombies, super-villanos, enfermedades, plagas, alienígenas, etc. Pero algo que el mundo de Hollywood no nos ha hecho imaginar es un mundo distópico donde la humanidad es erradicada gracias a la propia humanidad.

Aunque la culpa es compartida dentro de muchos factores, el motor de estos es el mismo que impulsó la globalización y el libre comercio, el capitalismo, el sistema que rige por excelencia el sistema internacional es el mismo que a explotado el mundo que nos da la vida para el beneficio de unos cuantos. Aunque los líderes de las grandes potencias capitalistas del mundo se escondan detrás de discursos progresistas en favor de la cooperación internacional para parar el cambio climático la realidad es que dentro de sus países las grandes coorporaciones se benefician de este, vasta ver el gran interés por el petróleo o las políticas tibias contra los medios de transporte que utilizan gases fósiles para funcionar aunque ya existen opciones muy viables para esto. 
El capitalismo como sistema esta creado para crear los mejores beneficios sin importar el costo y aunque esta concepción ha cambiado en las últimas décadas gracias a los nuevos acercamientos no logramos erradicar una de sus principales fallas.

El momento es crítico y es importante entender que el mundo no nos necesita a nosotros, si continuamos así al final de esta historia lo único que quedará será la tierra pero no sus habitantes. A todos los que no hacen nada por esto bajo el egoísmo individualista deben entender que al final los esfuerzos no son por la tierra sino por la preservación de nuestra existencia y la de nuestros descendientes.

El mundo te necesita, tus hijos te necesitan, tu te necesitas!

*Aunque el motivo de esta reflexión no es diabolizar la homogenización del mundo, sin embargo, es importante mencionar este proceso el cual tiene conexiones con el cambio climático.

Like what you read? Give Javier Correa Gómez a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.