Aveces tenemos a alguien en nuestra familia con características tóxicas. Personas que solo piensan en sí mismas y que nos manipulan, que juegan con nuestras emociones, con nuestro miedo, es complicado, porque compartimos lazos estrechos con ellos.
Nos ahogan, humillan, agreden, manipulan, injurian y solo para hacerte daño y someter te... Apartan todo y a todos de ti, como sea, lo que sea, todo vale para aislar te y eso afecta gravemente a nuestra calidad de vida, tener cerca a personas con tendencias egoístas e interesadas nos rompe. Hay que salir del abismo donde nos empujan, cuesta pero hay q romper ese circulo toxico para encontrarse mejor, para poder disponer de nuestro necesario equilibrio e integridad...
¿complicado verdad?
Es muy difícil cortar una relación con un hermano, un padre, una abuela,... Es algo complejo y duro donde se hallan muchas emociones y sentimientos. Son parte de nosotros y es complicado romper el vínculo así como así. 
Pero mucha veces hay que acabar haciéndolo por nuestra propia salud. Hay ocasiones en que las relaciones se recrudecen y donde dichos familiares tóxicos pueden llegar a atentar gravemente contra nuestro propio equilibrio emocional...
No nos permiten elegir libremente, nos recriminan todo hasta nuestras amistades y nuestras relaciones. Todos tenemos derecho a equivocarnos, pero nunca pueden prohibirnos, dañarnos, injuriarnos o agredirnos,....pero lo hacen.

Continuamente están exigiéndonos cosas, mintiendo sobre nosotros, manipulando informaciones o echándonos por cara aspectos que nos dañan, que nos hieren. ¿Qué podemos hacer? ¿Cómo actuamos? 
Nos consumen, nos destrozan, nos destruyen anímicamente y emocionalmente, ese daño es mucho mas intenso q el daño físico...es muy difícil salir de esa telaraña sola, sin apoyo, sin el cariño de alguna persona que nos de seguridad y nos haga ver que del sentimiento de terror se puede salir.

Porque no podemos cortar así porque sí una relación con un familiar. Son de nuestra sangre y es complicado, pero aveces las cosas llegan a un nivel en el que hay que defenderse y poner límites, por ahí se empieza, hay que dejar claro quién eres, cómo eres y lo que quieres.
Y hacerlo no es ser egoísta, es ser tu , es ser sincera, es salir de tu cárcel, es recuperar tu autoestima, es volver hacerte valer, es reivindicar tu verdad, la verdad, es volver a vivir, tener una oportunidad sin que el miedo sea el protagonista.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.