El sexo tendría que ser una rutina casi diaria y obligatoria.

Tener una agenda muy apretada no es excusa para dejar de lado ciertas
exigencias del cuerpo. Siempre hay un momento para disfrutar de los
placeres del sexo ¡siempre!.

El hombre (y la mujer) es un animal de costumbres y aunque el apretón es una posibilidad, los momentos en los que se practica el sexo suelen sen fijos y pocos. Obviamente, la hora del día depende de los gustos de cada uno, pero algunos son universales: el mañanero, la ducha, la siesta, por la noche,…

Y es que cada momento del día tiene su punto y para no caer en descuido lo suyo es hacer un horario sexual 
Por ejemplo, él mio, seria así:

Los "mañaneros” y "El apretón de media mañana"

Practicar el sexo a primera hora del día puede ser un sustituto genial al gimnasio, sip, el sexo matutino, te hace estar todo él día, de buen humor...y muy sonriente además es genial para él cutis.
Si la experiencia matutina te deja con ganas de más, la diversión puede seguir en la ducha o repetirse en alguna escapada de la oficina...

En la ducha

Esta rutina diaria puede convertirse en un auténtico placer si decides compartirla, que si un poquito de jabón por aquí, que si frótame allá… Seguro que la experiencia no te decepciona.

Haz un descanso durante tu horario laboral y Escapate al trabajo del susodicho, este lejos o cerca de donde trabajes no te importará pasar del café para hacer una escapadita a su trabajo. Hacerlo sobre la mesa, con la posibilidad de que alguien os descubra, puede ser muy excitante...

Una siesta ‘picante’

El estómago lleno predispone el cuerpo a la relajación, ¿hay algo más placentero que una siesta después de una comida copiosa? ¡Sí! ¡un polvazo! Acompañado de una dulce y tranquila sesión de siesta si eres de cama y pijama...pero... Seria mucho mejor que la cambies por sofá y picardías.El polvazo de la siesta es lo mas, te da energía suficiente para seguirel resto del día con ganas y pensamientos de morder...(te)

Al volver a casa "Tarde/Noche

Después de una dura jornada de trabajo, ansías llegar a casa y poder relajarte. ¿Qué tal un encuentro furtivo con tu chico? Liberar la tensión acumulada a lo largo del día con un contra-la-pared cargado de lujuria y pasión. ¡Sólo tendrás que quitarte lo imprescindible! Acción y a ponerse a hacer la cena ( que de esta opción ya hablaré mas detenidamente).

La noche

De noche y en el dormitorio, una combinación tan clásica como la leche y el colacao, unas oreos, la oscuridad... Ummm todo muy dulce verdad .... hace que te sientas deshinibida y el misterio hace subir la temperatura.
La noche es sin duda, el momento de la seducción y el romanticismo, sexo con sentidos.... ¡aprovéchalo!

Tener sexo a cualquier hora es bueno para la salud física y mental, o por lo menos yo lo creo así...¿y tu?.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.