Escribir para ordenar

Estoy seguro (o al menos eso quiero creer) que todos han pasado por esos momentos en que tienen tantas pero tantas cosas que hacer que al final en vez de empezar, solo se pasan varias horas diciendo “TENGO UN MONTÓN DE COSAS QUE HACER” y no hacemos naaaada. Por eso, antes que esto se vuelva una constante en mis días, prefiero comenzar a ordenar poco a poco todas esos cientos, miles y millones de pendientes que salen día a día.

Así crees que te ves cuando dices que tienes mucho que hacer

¿Por qué o para que escribir?

Dentro de las cosas que más me gustan están leer y escribir. Leo con mayor regularidad en comparación a lo que escribo, pues para mi, escribir puede ser todo un reto porque a veces creo que debe ser algo genial, algo que cuando alguien lo lea diga, ¡WOW! ¡qué gran artículo!, por eso es algo que suspendo con mucha continuidad, aunque sepa que no tiene ser así y uno debe escribir solo porque le da la gana, sin necesidad de buscar que el resultado sea lo mejor del mundo. Por ello, haciéndole un poco más de caso a mi lado racional, he decidido escribir muchas cosas que pasan en mi día a día como pequeño (por ahora) empresario, con el fin de canalizar mis ideas y anotar aquellas nuevas experiencias que voy ganando constantemente, ya sean buenas o malas, pues en este mundo de los negocios, aprender de las experiencias hará que sigamos creciendo.

El gusto por compartir lo aprendido

Cuando descubro nuevas cosas, o investigo más sobre otras, lo primero que tengo es la necesidad de contárselo a alguien para que también sepa eso genial que acabo de averiguar. Esta sensación es otro motivo del porqué escribo, hacer que mi experiencia sea de ayuda para aquellos que pasan por cosas similares en el trabajo o en su aventura como empresarios. Así como a mi me ha servido leer tantos blogs y artículos de otras personas, espero ayudar en algo a los problemas que se les van presentando en el camino.

Leer, investigar, enseñar y seguir aprendiendo
Cuando quieres salir gritando ¡EUREKA!

El objetivo es comenzar a contar, para que los que leen aprendan pequeñas cosas que pueda aportar, pero sobre todo ordenar y soltar esas ideas y experiencias que me van a servir cuando todo sea un gran desorden y deba regresar a releer estos posts.

Hacer empresa es un CAOS, pero es divertido.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.