No seas como José, sé como Pepe

¿Porqué ese título?

Me ha parecido un buen título para mi primer artículo sobre emprendimiento a raíz de encontrarme en la página de Facebook “Lean Startup Chile”, este gran gif :)

En mi caso, esto de emprender no me ha venido de siempre. La mayor parte de mi vida laboral he trabajado como freelance desarrollando pequeños proyectos webs para clientes, que se generaban del boca a boca, y como trabajador por cuenta ajena en varias empresas de desarrollo de software.

En la última empresa en la que trabajé por cuenta ajena, y a la que le tengo mucho cariño, “Forma-Animada”, donde pasé unos duros últimos meses, y no por no hacer lo que me gustara, ya que era director del departamento de desarrollo, donde disfruté como un niño chico en día de reyes, sino por intentar cambiar (no yo solo, sino con la ayuda de varios compañeros) hábitos y formas de trabajo de la parte más interna de la misma, y el no poder conseguirlo, me generó una gran frustración y ésto fue una de las causas por las que me decidí crear mi propio proyecto, Cero y Uno, y llevar el rumbo, que pienso, que debe llevar.

Esto de emprender no es nada fácil, y más para una persona que realmente lo que le motiva diariamente es, como decimos en mi gremio, “codear” o “coding”, que es sentarse horas y horas a escribir código y poder ver el resultado que éste genera. Esto me lleva a recordar muchas conversaciones que tuve con Enrique, el que era mi antiguo jefe, y que siempre me comentaba lo duro que era encontrar el camino para mantener una empresa y, más aún, para hacerla crecer.

La rama del desarrollo web fue el foco principal durante 11 años de mi carrera profesional, y no desarrollando webs presenciales de empresas, no, sino generando sistemas CRM onlines y gestores de contenido específicos para empresas privadas y entes públicos.

A raíz de un proyecto que nos propuso un cliente, el cual necesitaba una aplicación móvil para un determinado evento, y dado que ni el presupuesto lo permitía, ni yo tenía nociones de desarrollo nativo, tuve que buscar una solución con la que pudiera desarrollar el producto al cliente, y que éste estuviera acorde al presupuesto. Fue entonces cuando me topé con PhoneGap.

PhoneGap en aquella época, hablo de hace 4 años, no era más que un pequeño y desconocido framework, con escasa y desordenada documentación, la cual tan sólo estaba disponible en inglés. Fue esta herramienta la que me permitió generar un aplicación móvil con los lenguajes de programación que yo más conocía, y conozco, los lenguajes de la web: HTML, CSS y JavaScript, entre otros.

Después de dos duras semanas de estudio sobre PhoneGap, y viendo que había más de un usuario en apuros, decidí crear un blog llamado “PhoneGap Spain”, donde pudiera compartir información relevante y posibles soluciones a problemas que ya se me habían planteado. El proyecto gustó, y pocos días después decidí añadir una nueva funcionalidad, el foro, donde no sólo yo pudiera publicar contenido, sino que todos los usuarios que se registraran en él pudieran compartir dudas y soluciones.

Y así empieza mi actual etapa de emprendedor, con Cero y Uno, PhoneGap Spain y muchos más proyectos que os iré contando.

Espero que este segundo artículo no os parezca muy narcisista y que hayáis disfrutado al leerlo, al igual que yo lo he hecho al escribirlo.