¿Quién selecciona al seleccionador de agencia?

Los concursos de selección de agencia no son nada nuevo, se han utilizado en la industria como parte del ejercicio para empezar a trabajar un proyecto de comunicación entre una marca y una agencia. Aunque aparentemente se han sofisticado y se les han asignado nombres diferentes el objetivo es el mismo: “simplificar los procesos de selección”. Las grandes marcas utilizan los pitches como una forma de optimizar el proceso y elegir a las agencias por costo y/o creatividad.

Pero fuera de ser un proceso transparente que permita a las agencias y equipos mostrar sus capacidades, los concursos son un verdadero negocio para mucha gente que vive de algo que nunca ha garantizado sus resultados porque ¿Quién puede asegurar que una asignación directa de una marca a una agencia no puede dar resultados exitosos o que una campaña salida de un pitch sí llega a los objetivos?

Como constructora de marcas, he tenido la suerte de conocer a empresarios y emprendedores y si hay algo que me ha quedado claro es que su sistema de contratación no pasa por ese tipo de pruebas que no te dan el acercamiento total y conocimiento de marca para hacer una propuesta. El conocimiento directo es la única herramienta para la selección de agencia que pueda llevar tu marca.

Y es que creo que los procesos de selección de agencia consiguen eliminar a aquellos equipos que queden en los extremos de la campana de Gauss, se van a eliminar los picos, los revolucionarios, los que tienen ideas nuevas, los que se salen de la media. En definitiva, los equipos capaces de diferenciar a unas compañías de otras.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.