La pregunta que debes hacer al mirar un gráfico

Seguro que te ha pasado alguna vez. Recibes un gráfico, lo miras con detenimiento y… ¡no sabes qué hacer! es más, te preguntas: “¿Tengo que hacer algo?”.

No sólo te pasa a ti. Le pasa a miles de personas en miles de reuniones en todo el mundo. En el momento más inesperado, ¡zas! un gráfico. Miradas cruzadas. Silencio. ¿Tenemos que hacer algo?

Tres niveles

Ultimamente se habla mucho de Big Data y poco de Conocimiento. Un modelo sencillo de inteligencia empresarial basado en la pirámide DIKW es el siguiente:

  • Hay cuatro niveles de inteligencia empresarial: datos, información, conocimiento de negocio y conocimiento científico
  • En el seguimiento de las operaciones, sólo tenemos en cuenta los tres primeros niveles: datos, información y conocimiento de negocio

Describamos los niveles:

Datos: son representaciones simples de hechos o elementos relevantes para el negocio. El número de clientes es un dato.

Información: es una composición de datos preparada para el análisis. La evolución del número de clientes durante un periodo es una información para la que requerimos los datos de clientes de cada periodo. La comparación del crecimiento del número de clientes con la competencia es otra información.

Conocimiento empresarial: conjunto de hipótesis basadas en informaciones y evaluaciones. Las hipótesis sirven para tomar decisiones. Si mi cifra de clientes crece a ritmo menor que el de la competencia, ¿se debe a que mis precios son superiores? ¿Debo bajar los precios?

El proceso de inteligencia empresarial funciona así:

  1. De los datos extraemos información. Por ejemplo, hacemos gráficos.
  2. Analizamos la información para extraer conocimiento. Por ejemplo, examinamos un gráfico para entender la tendencia.
  3. Aplicamos el conocimiento para decidir.

El problema de los gráficos

Los gráficos sirven para convertir los datos en información. Se crean a partir de datos, estructurándolos de forma que sea más fácil analizarlos.

La primera función de un gráfico es servir de herramienta para el análisis.

Sin embargo, los gráficos también se usan para dar soporte a las hipótesis del conocimiento. Si tenemos la hipótesis de que el número de clientes crece menos que la competencia debido al mayor precio de nuestros productos, podemos demostrarlo mediante un gráfico.

La segunda función de un gráfico es validar las hipótesis que usamos para la decisión.

La herramienta es la misma, pero el uso es diferente. En el primer caso usamos el gráfico para analizar datos agregados (nivel información). Preguntamos al gráfico sobre algo.

En el segundo caso lo usamos para validar una hipótesis (nivel conocimiento empresarial). Usamos el gráfico para justificar nuestra respuesta.

De ahí que tu confusión, y la de mucha gente, sea natural. Me das un gráfico. Bien. ¿Pero qué se supone que debo hacer?

La pregunta

Para aclarar cuál es la función del gráfico, deberás preguntar a quien te lo da: “¿Quieres mi análisis o quieres mi decisión?”.

En ocasiones, se necesita tu análisis. El analista querrá que añadas informaciones que permitan extraer conocimiento del gráfico. Por ejemplo, circunstancias del mercado que expliquen subidas o bajadas en el número de clientes. En ese caso se te pide completar el análisis. Crear conocimiento compartido.

Otras veces te están presentando una hipótesis sustentada con un gráfico. Si no has visto antes el gráfico, intuitivamente harás un análisis rápido. Pero se espera de ti una decisión: ¿subimos o bajamos el precio?

La próxima vez que veas un gráfico, plantéate qué información te hace falta para construir tu hipótesis. Separa el tiempo que dedicas al análisis del tiempo que dedicas a validar hipótesis y decidir.

La inteligencia empresarial es un proceso de maduración desde los datos hasta el conocimiento. Es importante que sea un proceso ágil, pero es conveniente que no te saltes ninguna etapa.

No se trata de analizar más, sino mejor. No se trata de decidir rápido, sino de decidir rápido sobre hipótesis claras y validadas. En definitiva, no se trata sólo de tener más datos, sino de tomar mejores decisiones.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.