“If you’re going to try, go all the
 way.”

Así empieza el texto de Bukowsky que encontré hoy de casualidad mientras buscaba en la web material inspirador para mi trabajo como editor de programas de televisión.

El texto es un poco extremo en partes pero lo releo y me resuena: “eso que querés lograr, intentalo, dale para adelante sin dudar y deja toda tu energía en el intento”.

Algo así como “Si vas a jugar ,arroja los dados, pero apuesta todo en esa jugada”.

¿A que viene toda esta perorata?

He practicado deportes casi toda la vida, pero entre los 25 y los 34,35 años, lo hice con menos frecuencia, menos seriedad y alternado con muchos excesos. 
Sin embargo, nunca dejé de salir a trotar alguna vez en la semana o jugar al fútbol con los amigos, o pasar algunas temporadas en el gimnasio siempre para desconectar del trabajo, la rutina, las preocupaciones diarias y “reactivar la máquina”, como decimos por aquí con la idea de purificar el organismo a través de sudor que implica el esfuerzo físico.

En los últimos años, hice varios intentos de incluir el entrenamiento sostenido en mi rutina diaria, pero las temporadas de sobrecarga de horas laborales me ha puesto en problemas para lograrlo.

Hace tiempo, tal vez 3 o 4años, me encuentro buscando ponerme en un “compromiso personal” de tal forma que entrenar sea casi una obligación diaria.

Buscando esa motivación en videos de Youtube, en blogs y algún libro sobre atletismo de repente me encuentro fantaseando con la idea de correr una carrera de larga distancia. Específicamente una maratón: la mítica prueba de 42,195 kmts. Hasta aquí como una fantasía.

Dos años atrás aproximadamente, las vueltas de la vida profesional me llevan a tomar a mi cargo la edición de un programa sobre “Running”, con lo cual entro en contacto con un mundo que era desconocido para mi: “el mundo del atletismo amateur”, y lo que me daba vueltas en la mente, casi como fantasías, lo empiezo a ver como una posibilidad real. A través del trabajo me entero que existe una gran cantidad de pruebas donde participan miles de personas como yo, que aman la practica deportiva y buscan objetivos como excusas para lograr esa motivación que los haga superarse.

Entonces, este es mi primer desafío es preparar la mítica carrera de 42Kmts. y 195mts. a los 41 años y compartir la experiencia con quien quiera tomarse un par de minutos para leer este blog.