Estas cosas limitan tu capacidad de comunicarte

Recientemente hice un segmento con Univisión que quiero compartir contigo, ya que sé que muchas de ustedes no ven el programa.

En el segmento cubrí tres cosas que limitan tu capacidad de comunicarte. Son muy simples y básicas, pero no te dejes engañar. Son fundamentales para nuestro éxito y aún así, por su simplicidad, tendemos a pasarlas por alto.

Aquí está el video:

Nuestra perspectiva

Una perspectiva es una interpretación de los hechos, un punto de vista. Los problemas comienzan cuando en vez de considerar nuestra perspectiva tan solo una interpretación de los hechos, creemos que nuestras perspectivas son los hechos.

Especialmente en situaciones difíciles, se requiere de una gran cantidad de humildad para detenernos, dar un paso atrás y mirar las cosas con objetividad.

Se requiere aún más humildad cuando una perspectiva diferente nos demuestra que estamos equivocadas, especialmente delante de otras personas. Entonces nos aferramos a nuestra perspectiva y luchamos por ella, sin darnos cuenta de que limita nuestra capacidad de comunicarnos y avanzar en la vida.

Incertidumbre acerca de nuestras metas.

Siempre me ha encantado la frase “Si no sabes a dónde vas, todos los caminos te llevarán a ninguna parte”. Aplica a tantas áreas de nuestras vidas, especialmente a nuestra habilidad para comunicarnos con los demás.

Con qué frecuencia te preguntas a ti misma: “¿Qué quiero comunicar en esta situación?”

Sí, al principio se puede sentir como si esto te fuera a detener. Pero cuando lo haces con la suficiente frecuencia, desarrollarás un músculo que te permitirá reflejarlo de manera más rápida y natural en tus comunicaciones. ¿Y lo más importante? Tendrás más seguridad de que estás comunicando lo que quieres comunicar.

Miedo

Podríamos explicar esto por días.

Miedo a no ser escuchada.

Miedo a ser percibida como débil.

Miedo a que no se te permita expresar completamente tus pensamientos y opiniones.

El miedo hará que inventes historias acerca de los hechos. El miedo hará que caigas en la trampa mencionada en el punto 1 anterior.

Como siempre, me encantaría saber de ti, así que por favor deja un comentario o pregunta a continuación. Si has disfrutado este artículo, me sentiría honrada de que lo compartieras con amigos, familia y comunidad.

Abrazos,

Judith

Acerda de Judith Duval

Como empresaria y personalidad de televisión le enseño a otros a descubrir lo mejor de ellos y crear la vida que quieren. Combino estudios en negocios (Wharton, Stanford MBA, JPMorgan, Bain, Sephora) y entrenamiento de liderazgo y bienestar (CTI Co-Active Coaching & Leadership Training, Landmark, Gallup, entre otros) con mi pasión por vivir la vida lo mejor posible cada día. Nací en Santo Domingo, República Dominicana; actualmente resido en la Área de la Bahía en California. Puedes encontrar más aquí.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.