El día que tocamos tierra…

Viajamos por demasiado tiempo absortos en el nosotros, ignoramos todo el yo, pasamos de largo por el necesito y nos quedamos largo tiempo viendo el mapa de un futuro incierto.

Por que todo lo que sube, tiene que bajar, llegamos ya sin fuerza a darnos cuenta que continuar el viaje era abandonar, alguno de los dos no iba a llegar al destino elegido, y eso al final fue más un secuestro que un complemento.

El día que tocamos tierra, ya había pasado demasiado tiempo, demasiado esfuerzo, demasiado todo que no alcanzó para casi nada, el día que tocamos tierra trazamos ruta para el yo, ya nunca más para el nosotros.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Juls brain!’s story.