LOCKHEED MARTIN TAMBIÉN VA A MARTE

Rubén Cota Meza

18 de mayo de 2016.

Cuando los chinos pongan por primera vez un pie sobre la Luna, habrá cientos de americanos caminando sobre la superficie de Marte.

Ya no es solo Elon Musk y su empresa SpaceX quien pretende llegar a Marte. Ayer, la empresa Lockheed Martin dio a conocer su plan para colocar un laboratorio tripulado en una órbita de Marte en 2028 como paso previo a misiones tripuladas que descenderían en Marte en los 2030s. El proyecto fue dado a conocer en la conferencia “Humanos a Marte” organizada por la Universidad George Washington,

En su sitio electrónico, Lockheed Martin dice que Marte es el siguiente salto gigante de la humanidad. Y estamos más cerca que nunca. “¿Cómo será una misión humana a Marte? ¿Cómo podemos mantener seguros, saludables y productivos a los astronautas para un viaje de tres años al espacio profundo? ¿Qué pueden descubrir cuando estén en Marte? ¿Cómo podemos trazar un mapa de ruta a partir de las actuales misiones en órbitas terrestres bajas hasta nuestro primer viaje interplanetario?”, son las preguntas con las que introduce su proyecto llamado Mars Base Camp para enviar humanos a Marte en 2028.

El concepto es simple: transportar astronautas desde la Tierra a un laboratorio científico que estaría orbitando Marte en donde se realizarán exploraciones científicas en tiempo real con drones y robots sobre la superficie de marte, recolección de muestras del suelo y de rocas marcianas que serán analizadas allá mismo e identificar los sitios ideales para el descenso de misiones tripuladas. La misión sería una etapa previa antes de hacer descender humanos sobre la superficie marciana en los 2030s. Para Lockheed Martin, Mars Base Camp es un concepto que está construido sobre bases firmes de tecnologías actuales, haciéndolo seguro, accesible y alcanzable:

Orión: la única cápsula espacial tripulada del mundo capaz de ir al espacio profundo, construida con un soporte para la vida, comunicación y navegación en el espacio profundo. Esta es la misión para la cual nació Orión.

Sistema de Lanzamiento Espacial: sistema de lanzamiento super pesado diseñado para enviar laboratorios, hábitats y suministros a Marte.

Hábitats: la construcción de los hábitats NextSTEP proporcionarán el espacio para que los astronautas vivan y trabajen en su curso hacia Marte.

Propulsión eléctrico-solar: basada en tecnologías ya en uso en satélites, este medio de propulsión posicionará previamente suministros clave en órbita marciana.

Los componentes más grandes de la arquitectura serán lanzados separadamente. Algunos serán ubicados previamente en una órbita de Marte. Otros serán ensamblados en el espacio cis-lunar para luego viajar a Marte. Seis astronautas serán lanzados en la cápsula Orión, que servirá como núcleo de la nave interplanetaria.

Lockheed Martin construyó el primer vehículo que descendió en la superficie de Marte y, desde entonces, ha participado en todas las misiones de la NASA a Marte. El concepto Mars Base Camp, dice Lockheed Martin, está construido en base a tecnologías del espacio profundo existentes y en desarrollo en la actualidad, provee la oportunidad para descubrimientos científicos importantes y puede evolucionar para incluir misiones con objetivos específicos garantizando la seguridad de los astronautas. Y termina: “Estamos listos para acelerar el viaje. Estamos listos para anticipar el futuro”.

Cronograma del proyecto Mars Base Camp.

Da la impresión que el anuncio de Lockheed Martin está redactado para resaltar que su proyecto sí es “realista” con tecnologías existentes y en desarrollo frente al proyecto mucho más ambicioso de Elon Musk de enviar a Marte naves con cientos de personas cada una hasta desarrollar una colonia humana sustentable de hasta un millón de personas. Habrá que esperar a septiembre cuando Musk presente la arquitectura de su proyecto.

Sea como fuere, un hecho real es que la nueva y verdadera carrera espacial es por llegar a Marte y está siendo protagonizada por empresas privadas norteamericanas y no por llegar a la Luna por parte de agencias espaciales gubernamentales como erróneamente se cree.�