6. Greatest Hits of my memory

Music! Makes the people come together. Madonna

Escribe sobre tus canciones favoritas, y las personas que te hacen recordar.

Probablemente este sea uno de los posts más largos y más emocionantes de armar.

Creo firmemente que la música es para disfrutar, inspirar y entretener. También, los cambios de época, los diferentes géneros y los interpretes son parte fundamental de nuestras vidas. No imagino un mundo sin música, no importa si es rock, instrumental o pop; la necesidad de una melodía es propia del ser humano. Nos ayuda a reconocer, a formar nuestra personalidad y crear momentos o memorias específicas.

Mis canciones favoritas: Son para mi, así que sorry not sorry, hablaré de las canciones que me traen recuerdos y asociaciones muy particulares en este capítulo VI del ejercicio anti-poético.

  1. Fiesta en América

Es, probablemente, la primer canción que recuerdo haber bailado y cantado. En la antigüedad, el canal 5 daba inicio a su programación a partir de las 12pm y comenzaba con vídeos. Uno de ellos era Chayanne con la canción Fiesta en América. Para los que no lo saben, desde que tengo uso de razón y puedo mover las piernas mi más grande sueño era (y es) ser bailarina y en este video las coreografías y bailarines son lo más.

También es importante decir que soy una soñadora que da asco o una frustrada Miss México. La unión y la evolución humana pensando en los demás, generando un cambio que empiece de manera personal teniendo una verdadera convicción y conciencia de los problemas de este mundo y cómo ayudar desde nuestro ser, pero de forma positiva y espiritual. Darle la mano al otro para que también evolucione. Y con esta sencilla canción mencionaba ese mensaje: “millones de latidos con un sólo corazón”

¡Oye amigo! Ven a bailar conmigo…

2. The Boss

Así como les contaba en mi post I Kant Touch this, el amor es un tema complicado, pero nada comparado con mi mamá. NADA. Es una tipaza, es sin dudar, la persona más inocente y buena que conozco, pero su carácter para con nosotros sus hijos y esposo es digno de un reconocimiento militar de altísimo grado, no por nada le decimos Fidel Castro. En fin, ella trae el ritmo por dentro. La música disco para ella sí fue un momento cumbre en su vida y a la fecha sigue escuchando y bailando la música de los 70’s.

En lo particular, tenía un disco de Diana Ross, cuando mis hermanos y yo éramos muy pequeños, y nos encantaba verla bailar y cantar la canción “The Boss”. Atesoro profundamente esos recuerdos, le pedíamos que pusiera el disco y de volada lo ponía y a todo volumen se convertía en la mujer más feliz del planeta mientras Oliver, Miguel y yo le aplaudíamos y nos movíamos a su alrededor. ¡Ya estoy llorando! :_)

Mi mamá es la persona más importante en mi vida y se perfectamente que le gusta y que no, y en cuanto a música me encantaría que jamás deje de bailar y de disfrutarlo.

Fancy me

Thought I had my degree

In life and how love

Ought to be a run

I had a one step plan to prove it

Guide in my pocket for fools

Folly and fun

Love had to show me one thing

I was so right, so right

Thought I could turn emotion, on and off

I was so sure, so sure

But love taught me

Who was, who was, who was the boss

3. ¿Moverse? ¡¿Mi papá?!

Contrario a mi señora madre, mi papá no mueve ni los ojos, no sabe bailar, no coordina los movimientos pero eso sí, es un rockero de corazón, aunque jamás ha tenido el look o compre discos, también disfruta mucho ponerse los audífonos y escuchar a los pioneros del género. Debo confesar que no tenía idea de qué le gustaba a mi papá hasta que yo tenía como 10 años y por casualidad descubrí W FM. Un día pusieron una canción totalmente desconocida para mi y mi papá, que estaba cerca de mi me dijo: “Esa es Janis Joplin, wow”. A partir de ahí, supe sus gustos y me enseñó un poco del rock de los 60’s y 70’s. Purple Haze es de sus rolas favoritas, alguna que otra de los Beatles aunque él es más de los Rolling Stone y obvio, Michael Jackson es de sus ídolos.

You say that it’s over, baby, oh,

You say that it’s over dear,

But still you hang around me, come on

Won’t you move over.

4. 1993

Un año que tuvo de todo e importantísimo para mi. O sea, ¡Michael Jackson venía a México! Y desde que aprendía a hablar él era mi mega ídolo. Cuando supe esa noticia, le dije a mi papá que por favor me llevara: “Si juntas dinero para tu boleto, te llevo”. Sabía perfectamente que no juntaría ni para medio boleto porque era una niña que el único ingreso que tenía era el dinero que él me daba. LOL. Pero acepté la propuesta y durante casi un año ahorre cada peso que tenía en la mano. Justo cuando empezó la venta de boletos, llevé mi alcancía (era uno de los duendes de Blanca Nieves) a su recámara y me dijo: vamos por los boletos. No se ni cuanto junté ni cuanto costaron. Fuimos mi mamá, mi papá y yo. Y es uno de los mejores momentos que he vivido. Antes no existía esto del asiento numerado en el Estadio Azteca, y aún cuando eran boletos de primera fila había que llegar temprano y formarse. Mi papá se formó desde las 7 am, después llegamos mi mamá y yo tipo 2 de la tarde porque la entrada era a las 4pm. Lloré, canté, brinqué me abracé con medio Coloso de Santa Ursula y sobretodo, fui muy feliz. No tenía idea de como sería el concierto y mucho menos con que canción abriría. Le dije a mi mamá (después de un análisis profundo y repaso de los discos) “considero que debe empezar por Jam y que suenen los cristalazos”. Y así sucedió.

5. It doesn’t matter

Se terminaba el siglo y unos años antes estaba por tronárseme la tacha. Auuuuuch. La música electrónica y su particular ambiente me atraparon. Puedo poner miles de sets que me encantaban pero sin dudar, los Chemical Brothers fueron a los primeros que escuché junto con The Prodigy (aún escucho Breathe y se me revienta hasta el ojo!). Estaba en una escuela rara y no me llevaba con nadie, mi físico era horrible y mi timidez era rotunda. Sin dudar, esta canción me daba la frase que necesitaba.

6. Es nuestro aniversario

Este espacio es para decir que no sólo soy fan from hell de Mecano y que me encantaría besarle los empeines a Nacho Cano, además, esta canción está ligada a muchos sucesos aún inexistentes porque el día que tenga que celebrar algo importante lo haré un 7 de septiembre. Aunque he tenido eventos muy importantes días antes o días después de esa fecha creo que algún día lo celebraré muchísimo. Uno de mis mejores amigos cumple años ese día y es inevitable cantarle esa canción. Así que no sabemos si besarnos en la cara o en los labios.

7. Sunny

Uno de los eventos más duros en mi vida sucedió mientras sonaba de fondo un eterno loop de esa canción con distintos interpretes. Camino a mi casa, antes que bajara de su auto, ese dude me dijo “Te quiero, sunny”. La burla. Hoy puedo escucharla sin querer tirarme a las vías del metro, pero jamás podrá gustarme. Pero es también un recordatorio o una alerta a no quedarme callada, a no permitir que me maltraten y sobretodo, que hoy estoy aquí compartiendo y buscando ser feliz.

Sunny

Thank you the sunshine bouquet

Woah, sunny, thank you love that you brought my way

Oh now you gave to me your all and all

And now i feel like im ten feet tall

Sunny, one so true

I love you

8. I don’t wanna be friends

Mi ex, bueno no, mi babe fue en mi vida quien cambio mi perspectiva de las relaciones amorosas. Le debo muchas cosas, sobretodo, que me amó con todo el corazón y me lo demostraba cada segundo que estuvimos juntos. Un tipazo en toda la extensión de la palabra. So, este post se lo dedico a él y a la relación tan divertida que tuvimos. CASH, this is for you.

I want your love and

All your lovers revenge

You and me could write a bad romance

Esta es la sexta entrega del ejercicio anti-poético. Diré siempre la verdad, a menos que las instrucciones indiquen lo contrario.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.