Ser o no ser….

Entre las crisis, las hormonas y una que otra pelea familiar, me vienen a la mente muchas preguntas y uno que otro miedo, en parte infundado, en parte fundamentado, sobre qué haré con lo que me queda de vida (que a mis 25 años me viven diciendo que voy empezando) cuál será mi futuro y el mayor motivo de especulaciones y preguntas indiscretas “y para cuándo le vas a dar un nieto a tu papá??”

He aquí mi respuesta: no diré “de esta agua no beberé” porque no sé si mis objetivos cambiarán en diez años, pero por el momento, no solo me desagradan los bebés, me aterra la idea de tener un hijo y todo lo que eso implica, por lo tanto, un nieto para mis padres no vendrá de mí en los próximos años, si ni siquiera puedo ser independiente yo misma, ¿cómo le enseñaré a un humanito que lo sea? A lo mejor físicamente mi cuerpo es capaz de procrear, pero mi mente y mi corazón no quieren y no están interesados en darle vida y enseñanza a otro ser más pequeño que yo.

Sin embargo, empiezo básicamente, a vivir, a disfrutar mis momentos, con tres años de una relación especial, llena de sorpresas y de cosas hermosas, muchos me critican por no tener hijos a estas alturas (la mayoría que lo han hecho o se han casado, o han tenido hijos mucho más jóvenes que yo) cosa que me molesta, ya que el tema de cómo llevo mi relación, y si quiero o no tener hijos…. nos concierne únicamente a mi novio y a mí, y comentarios fuera de lugar como ese, me hacen pensar en respuestas como “si me vas a mantener a un hijo, con gusto lo tengo”

Hay una gran diferencia entre quienes han estado pendientes de mí para saber cómo estoy y los que están pendientes de mí para viborearme, se nota en la forma de hablar, y es más bonito darme cuenta de que hay gente que está ahí para apoyarme, a esas personas se los agradezco y las aprecio mucho, son contaditas con los dedos de una mano, y ellos son quienes merecen un puesto en mi vida… a los demás, simplemente les digo, sigan inventando =)

Mientras tanto yo…. espero las hormonas se me calmen un poco

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.