COSAS DE ADULTOS


¿Cómo es que de ser una niña pequeña, que amaba ver cómicas con su hermano mayor, pasó a ser una adolescente apuntó de tomar una carrera universitaria?, no sé, aún me hago esas mismas preguntas muchas veces, más de lo que debería.

Mami, ya quiero crecer rápido.

Era la frase que siempre decíamos cuando estábamos pequeños, porque creíamos que era lo mejor ser adultos, pero es falso, sí, es una mentira, y ahora de grande queremos ser pequeños de nuevo, donde no había qué preocuparse por lo que querías ser de grande, no tenías miedo de fallar, de no lograr entrar a una carrera universitaria, donde todo era mucho mejor. Solo te preocupabas porque Navidad no llegaba rápido, porque se te pasará tú cómica favorita, que absurdo ¿verdad?, ahora, soy una adolescente en la que tiene tanto miedo graduarse del colegio, claro, si es que puedo, porque como voy, lo dudo yo misma, pero como dicen mis amistades «No digas eso, tú podrás graduarte» claro , pero eso aún no me quita el miedo, miedo a no poder entrar a la carrera de mis sueños, a fallarte a ti mismo y a todas esas personas que confían en ti, pero tranquila, podrás, solo debo creérmelo un poco, pero, ¿Cómo creerte esa idea, si tu familia no cree que entres a lo que quieres?, donde ellos creen que soy una desinteresada, o simplemente « no estoy interesada lo suficiente», sí ellos supieran lo mucho que he llorado de estrés y frustración por todo, lo mucho que me he deprimido por miedo, miedo a no lograrlo y luego no saber qué hacer con mi vida, lo mucho que me cuesta hablar del tema sin romper en llantos,lo mucho que practico y aún así no logró salir bien en materias difíciles, pero, todo esto es solo un inicio de todas las cosas de adultos que debo vivir cada día.

Like what you read? Give Alissa a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.