Opinión: Se acabaron las excusas en el Madrid

La destitución de Rafa Benítez era una crónica de una muerte anunciada que ha provocado un nuevo culebrón en la historia del conjunto blanco. El encargado de retomar está difícil situación es una de las instituciones del futbol mundial. Zizou está probablemente ante el reto de su vida. El Real Madrid es uno de los clubs más exigentes del mundo y el técnico francés ha sido muy valiente a la hora de coger al vestuario de Valdebebas, cuándo lo fácil hubiera sido seguir con el filial madridista.

Zidane se ha convertido en el 14º entrenador del Real Madrid en 15 años. Este dato te habla de la poca paciencia tradicional que ha habido siempre el club de Concha Espina con los proyectos deportivos. Con Zidane se vuelve al fútbol vistoso de Ancelotti, el cual se decidió a finales de la campaña pasada que no servía, algo de locos.

El francés opino que llega al banquillo blanco con la suficiente experiencia para hacerse con el club, ya que ha tenido cursos avanzados con Ancelotti, Mourinho y con su brillante carrera como profesional. Pero sobre todo, lo que Zidane tiene es el corazón y cariño del Santiago Bernabéu. Esta situación pone en un mal lugar a los jugadores del Real Madrid y a Florentino Pérez, ya que no valen más las excusas. La afición no es tonta y sabe perfectamente que si Zidane no funciona los culpables van a ser otros. A los jugadores ya no les va a valer seguir el mismo discurso de estos meses en cada zona mixta, y el presidente sabe perfectamente que si las cosas siguen mal los pañuelos blancos del Bernabéu van a ser a su persona.

Se decía que los jugadores no estaban con Benítez, ¿pero si no están con Zidane con quién van a estar? El Madrid tiene que comenzar en enero una mini temporada con el objetivo de ganar títulos, sino me temo que en verano habrá una seria limpieza en el vestuario blanco. El reto es complicado, pero no imposible para uno de los clubs más grandes del fútbol mundial.

Cambiando de tema, ¿es Benítez el culpable del fracaso de su proyecto? En gran parte sí, ya que no ha sabido gestionar un vestuario lleno de estrellas desde el minuto uno, recordar esas ruedas de prensas en pretemporada en las que ya había lío con Cristiano Ronaldo (más de uno con el bañador mojado y en chanclas olía que la cosa pintaba mal). Además, en muchas ocasiones el técnico madrileño no supo leer los partidos. Sin embargo, los que juegan son los jugadores y el hecho de no presionar en el Clásico, de no defender o de no bajarse del autobús en algunos partidos es culpa de ellos, no sé si por dejadez (quiero pensar que no) o por falta de motivación. El Madrid con Benítez necesitaba un paso al frente de su BBC, tal y como hizo la MSN en el mes de enero del 2015, pero ese paso nunca ha llegado.

Me temo que la bala de Zidane es la última que le puede quedar a Florentino, ya que su apuesta personal de Benítez ha fracasado. Si Zidane no logra triunfar pienso que los más damnificados serán los jugadores y el presi. Es el momento de que en la entidad blanca se vuelva a la normalidad, se dejen las excusas y se salga al campo con hechos y a ganar partidos. La calidad la tienen y las opciones de título no son remotas.