La meditación tonglen

Práctica de “dar y recibir” amabilidad y compasión, útil para reducir la fatiga de la empatía.

«Con cada inhalación, tomamos el dolor del otro. Al exhalar, le enviamos compasión y alivio.»

La práctica tonglen, conocida también como «dar y tomar», es opuesta a nuestra lógica común de evitar el sufrimiento y buscar el placer. En la meditación tonglen, nos visualizamos tomando el dolor de otras personas con cada inhalación y enviándoles, mediante la exhalación, aquello que sintamos que podría ayudarles. En el proceso nos liberamos de antiguos patrones de comportamiento egoístas. Comenzamos a sentir afecto tanto por nosotros como por los demás; empezamos a cuidar de nosotros mismos y de los otros.

Tonglen despierta nuestra compasión y nos introduce una profunda visión de la realidad. Nos hace ver el espacio ilimitado del vacío (shunyata). Mediante la ejercitación de la práctica, empezamos a conectar con la dimensión abierta de nuestro ser.

La meditación tonglen puede dedicarse a aquellas personas que están atravesando algún tipo de dificultad, enfermedad, muriendo, o quizá, ya fallecieron. Tonglen puede ser realizada como meditación formal, pero también como práctica informal, llevándola a cabo en el momento en el que lo necesitemos (p. ej. al cuidar a un familiar con una enfermedad grave o escuchar a un/a amigo/a que atraviesa una situación difícil, podemos inspirar su dolor y exhalar alivio y consuelo).

Generalmente, desviamos la mirada cuando encontramos a alguien que está sufriendo. Su dolor despierta nuestro miedo; nos produce resistencia y confusión. De este modo, también podemos practicar tonglen en beneficio de aquellas personas que, al igual que nosotros, desean ser compasivas pero sienten miedo y rechazo al dolor; aquellas que quieren ser valientes, pero en cambio se muestran cobardes. En lugar de castigarnos por ello, podemos usar nuestra experiencia interna para empatizar y comprender a aquellas personas que parecen estar en contra del mundo. Respirando y exhalando para todos nosotros.

Usemos lo que parece un veneno como medicina. Nuestro sufrimiento puede ser un camino hacia la compasión por los otros.

Etapas de la práctica formal de tonglen

  1. Atiende a la respiración durante unos minutos, de manera que la mente se serene y alcances un estado de quietud mental adecuado.
  2. Con cada inhalación, conecta con los sentimientos y sensaciones de calor, oscuridad y pesadez; al exhalar, imagínate irradiando sentimientos de frescura, brillo y luz. Visualízate absorbiendo el sufrimiento y el dolor, procesándolo en tu interior, a través de tu yo compasivo, y devolviendo al exterior bondad y afecto. Mantén esta visualización hasta que se haya sincronizado con la entrada y la salida del aire.
  3. Ahora trae a la mente alguna situación real que te produzca sufrimiento. Tradicionalmente, comenzamos a practicar tonglen pensando en alguna persona a la que cuidamos o deseamos ayudar. Sin embargo, si te sientes bloqueada o bloqueado, puedes dirigir la práctica hacia el sufrimiento que tú estás sintiendo, y al mismo tiempo, hacia todas aquellas personas que se sienten de la misma manera que tú en este momento (despertamos la humanidad compartida a la que alude Kristin Neff). Por ejemplo, si sientes inadecuación, inspira ese sentimiento, por ti y por todas las personas que se sienten así, exhalando confianza, adecuación y alivio.
  4. Para terminar, aumenta más y más la extensión de tomar el sufrimiento y enviar compasión. Si estás realizando tonglen para alguien a quien amas, extiéndela hacia todas las personas que se encuentran en su misma situación. Si lo estás haciendo para alquien con quien te cruzas por la calle, expande tu compasión hacia todos aquellos que comparten un sufrimiento similar. También puedes practicar tonglen pensando en aquellos que consideras enemigos -quizá alguien que te hirió o hizo daño a otros-. Practica tonglen para ellos, sabiendo que, al igual que tú, se sienten confusos y perdidos, al igual que un amigo o tú mismo/a. Inspira su dolor y envíales alivio.

Basado en el artículo original de Pema Chödrön, publicado en Lion’s Roar.com


En este enlace puedes escuchar y/o descargar gratuitamente la meditación tonglen guiada por Isaac Carmona: http://www.ivoox.com/meditacion-tonglen-audios-mp3_rf_20135343_1.html