Resignar sin resignarse

¿Que por qué quiero quedarme? Entenderá que debido a mi corta edad no tengo muchos argumentos, sólo algo de intriga, curiosidad, y hasta puede que sea de puro caprichoso.

¿Que tiene orden de llevarme? Si no hice nada malo. No elegí nacer sin salud, ni siquiera tengo recuerdos de momentos de salud plena. Desde el primero de mis días que solo escucho desconsuelo a mi alrededor, y alguna que otra frase lapidaria, dicha por esa gente de guardapolvo blanco, sobre mi imposibilidad de zafar de esta.

¿Que por qué la trato de usted? Así me enseñaron, a respetar a mis mayores y usted se ve muy mayor; casi eterna diría.

¿Por qué tan rápido? ¿Cuál es el apuro? ¿Tan poco trabajo tiene? Su argumento no me convence ¿Puedo negarme a acompañarla? ¿Cómo que no sabe?

Entiendo que su labor es impecable y que ande altanera debido a lo intachable de su reputación pero… ¿Cómo que nunca nadie le pidió argumentos? Yo quiero saber por qué tengo que acompañarla, creo que cuatro años son pocos, vea, conozco más salas de hospital que plazas.

¿Cómo dice? ¿Que hay una chance? ¿Que puedo resignar algo a cambio de quedarme un rato más? ¿Que no puedo elegir que resignar?

Bueno…Acepto. Creo que puedo aprender a vivir así. Es raro igual que siendo tan joven tenga que aprender a resignar cosas para seguir. Ya veré como lo manejo, pero tengo muchas ganas de experimentar eso, que acá en el hospital, llaman vivir…

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.