¿Por qué llegué a estar haciendo esto?

Un tributo en mi silencio.

¿Saben? Hubo un tiempo de mi vida en que mi trabajo consistía en hacer cosas que disfrutaba mucho. Sin embargo tuve que tomar la firme decisión de dejarlo todo, debido a que era una actividad muy peligrosa que realmente ponía en grave riesgo mi vida (no era nada ilegal, tampoco era bombero ni equilibrista).

Curiosamente es un tema del que hablo muy poco cuando estoy con personas ajenas a mi núcleo familiar, pero cuando el tema sale entre las personas que frecuento, procuro hablar lo menos posible sobre esto. Hay muchas cosas que podría platicar y dar amplios detalles, como mucha otra gente lo hace sin el menor problema. Pero yo no puedo.

Y no puedo hablar abiertamente de este tema, no por que me encuentre amenazado. Si no porque es algo muy serio para mí.

Es hablar de compañeros que…
 Es hablar de pasar lejos de la familia, semanas enteras, días festivos, cumpleaños, eventos importantes y de enterarse vía whatsapp de los momentos que no pudiste compartir a su lado.
 Es hablar de mantener lejos de tu familia la cara triste de la sociedad, la cara marchita y sumida en sus cuevas oscuras y frías.
 Es hablar de aprovechar un rato de la noche para dormir con un ojo y estar alerta con el otro.
 Es hablar de que tu familia se compone de hombres y mujeres muy valientes que sudan y sangran.

Mi silencio es una especie de homenaje.
 Mi silencio es una especie de ofrecer mis respetos.
 Mi silencio es una manera de valorar su compañía.

Hay ocasiones en que siento que ésta decisión de dedicar mi vida a otra actividad, es cobarde.

Recuerdo aquellas ocasiones en que, a pesar de no considerarme una persona religiosa, buscaba la protección divina.

Recuerdo aquellas veces en que fuimos como niños inocentes jugando con fuego.

Cuánta gente me advirtió antes de ser parte de esto. Pero que bueno que no les hice caso. Y pude llegar hasta donde lo hice.

No tengo nada de que arrepentirme. Conservo recuerdos muy valiosos, muy valiosos, de los que nadie más sabe. Nadie más.


Deseo que mi historia te inspire a escribir, a platicarle a la gente del mundo sobre tu propio mundo, a crear nuevos mundos.

¿Te gustó este texto? Me gustaría que pudiera llegar a más personas y tú puedes ayudarme tan solo dando click en el corazón.

Muchas gracias.