Raíces

Y tus latidos

Ahí, sentados, en silencio, me debato sobre si hacerlo o no.

Cada centímetro de mi cuerpo quiere acercarse a ti, más de lo que está ahora.

Me gustaría ser más fría, y pensar el por qué, pero antes de que me de cuenta, ya es tarde.

Con un movimiento rápido, toco tu brazo, siguiendo con mis dedos el camino de las venas bajo tu piel.

Así permanezco un tiempo, y de repente, paro.

Suspiro.

Tu me preguntas que me pasa, pero la verdad es que ni yo misma lo sé.

Me abrazas y escucho tu corazón latir mientras, poco a poco, nuestras respiraciones se van acompasando.

Tu me acaricias el pelo.

El brazo

El cuello.

Y así me sumerjo en un ligero sueño, en el que nada pesa.

Nada duele.

Donde no pienso, solo descanso.

Solo siento.

Donde desearía echar raíces.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Aurora.’s story.