Yo me ofrezco

#VoluntarioDocenteNoAlParo. No te quedes afuera de esta gran campaña social. El país te necesita.

Gracias, voluntarios. Gracias por tomar nuestro lugar en el aula y entender que este violento atropello institucional es inaceptable. Gracias por el apoyo a la comunidad educativa en su totalidad. Seguro se encuentran en la misma situación de convulsión que nosotros. Seguro no entienden por qué el gobierno exige que los maestros acepten un aumento de casi 800 pesos en cuatro cuotas. Pero ahí van a estar ustedes cubriendo nuestros puestos, cuidando el espacio de los chicos del país.

A todos los que se ofrecen –los que no tienen estudios terciarios o universitario y el resto que sí, pero no en docencia-, se les agradece profundamente su adhesión a la lucha colectiva de miles de maestros que cobran un salario básico de 4430 pesos en la provincia de Buenos Aires, según la Unión de Docentes Argentinos (UDA). El Indec informó que se necesitan 3323 pesos en enero para adquirir la canasta básica total y no caer en la pobreza, y 5528,47 pesos para comprar la canasta básica de alimentos y no caer en la indigencia.

Gracias, voluntarios, porque saben, como nosotros, que sin educación el país se cae a pedazos. Es inconmensurable la importancia que tiene el dictado de clases en una sociedad. La necesidad de socialización de una comunidad de alumnos no se encuentra en otro lado.

Solo unos tips para los solidarios y predispuestos a ponerse al hombro la lucha de un pueblo por el prestigio que merecemos:

· En una semana empiezan las clases y tienen que decidir qué libros van a usar mientras los docentes titulares pelean para salir de la indigencia. Llamen a las editoriales y les mandan las muestras sin cargo. Háganlo con tiempo, para que llegue el material.
· Armen una planificación para las primeras semanas de marzo. Ese va a ser el diagnóstico necesario para saber en qué etapa del proceso educativo se encuentran sus alumnos. Saquen aproximadamente 40 fotocopias, por día, para esta parte (porque los chicos no tienen libros). Las van a tener que pagar ustedes. Las copias cuestan un peso, aproximadamente.
· Lleven hojas n° 3 extras, para los alumnos que no pudieron comprarlas.
· Piensen algún juego con un fin educativo para los ratitos que tienen entre contenido y contenido. Unos minutos lúdicos ayudan a fijar conocimientos, pero eso ya lo deben saber.
· Mientras los maestros siguen exigiendo un aumento para, por lo menos, pagar una canasta básica familiar de alimentos, ustedes pueden ir pensando en qué momento van a corregir las tareas de los chicos en sus casas. Planifiquen bien esta parte porque demanda mucho tiempo.
· Una vez que eligieron los libros, planificaron el año y prepararon los exámenes de diagnóstico, están listos para empezar. Armen clases atractivas para que los alumnos no les tiren papelitos, en el mejor de los casos, cuando escriben en el pizarrón, y que no estén usando twitter en las horas de clase. Seguro no les va a costar mucho esto, ya que son voluntarios y están predispuestos a tener en cuenta la heterogeneidad de las aulas. Además entienden todo sobre inteligencias múltiples, obvio.
· Si ya pensaron muy bien en la planificación, no les queda nada más para preparar. Solo esperar al 6 de marzo con una gran sonrisa en un aula, en muchos casos, sin ventilador, sin tizas y con alumnos que no tuvieron para desayunar.
· Una vez que están ahí, frente a los estudiantes, se presentan, conocen a los chicos, y arman un perfil de cada niño para generar un vínculo lo suficientemente fuerte como para que ellos puedan obviar el hecho de que no tienen para comer en sus casas y que sus padres están separados, o en el proceso.
· Van a tener alumnos con discapacidades, con dificultades, con padres divorciados, peleados, violentos, ladrones, drogadictos, alcohólicos, violadores, narcotraficantes, y un largo etcétera. Por eso es que tienen que planificar muy bien cómo van a trabajar las voluntades y la motivación. No es imposible, claro. Pero la solidaridad de ustedes, compañeros voluntarios, y la de sus colegas, van a hacer lo necesario para que cada maestro pueda obtener, como dijo en su campaña el presidente Mauricio Macri, “el prestigio que merecen”.
· Van a tener alumnos que se pelean en la clase. Vean cómo hacen para que aprendan valores, para que no compitan entre ellos y se respeten los unos y los otros, así como ustedes respetan a los docentes que luchan por una igualdad económica. Armen tareas en grupo, así trabajan la colaboración y el derecho a pensar distinto. Armen tareas individuales, así trabajan la autonomía. Pero no me explayo mucho en este sentido porque seguro van a tener en cuenta las herramientas necesarias para educarlos y ayudarlos a que crezcan en una sociedad bien aprendida.

Gracias, voluntarios. De verdad. Gracias por mantener al país en pie. Si siguen todos estos pasos, en una semana, aprenderán a ser grandes docentes, o no. Creo que no me olvido de casi nada. Si ven que falta algo en estos tips, pregúnten a los que saben y los van a ayudar, o no. ¡Suerte!

Show your support

Clapping shows how much you appreciated LEV’s story.