Licor de hierbas

Ojos cristalinos.

Ojos orgullosos al cansancio.

Lengua que con sus frases afiladas

invita a la fe.

«La fe» No terrenal. Sí pasional.

Redentora, no por invitar a la paz, sí por adictiva.

Me miro en ti y creo en los espejos.

Me visto creyente pero no devota.

Mis pupilas bailan ritos extraños.

Desvío la mirada, sorbo la copa de licor…

Show your support

Clapping shows how much you appreciated @nubē’s story.