Licor de hierbas

Ojos cristalinos.

Ojos orgullosos al cansancio.

Lengua que con sus frases afiladas

invita a la fe.

«La fe» No terrenal. Sí pasional.

Redentora, no por invitar a la paz, sí por adictiva.

Me miro en ti y creo en los espejos.

Me visto creyente pero no devota.

Mis pupilas bailan ritos extraños.

Desvío la mirada, sorbo la copa de licor…

Like what you read? Give @nubē a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.