Cómo superar los viajes largos

Te vamos a dar una serie de recomendaciones para pasar mejor los traslados largos.

Queremos comenzar aclarando, para evitar confusiones con el título, que este post es sobre los recorridos, el hecho de ir de un lugar a otro y no de cuanto tiempo pasarás en tu destino.

En general estas sugerencias aplican para recorridos de más de 6 horas en avión, autobús o automóvil; ya que los viajes en tren o barco se cuentan aparte, principalmente porque los espacios son mayores y evitas muchos de los problemas que presentan los otros y porque en ellos hay servicios para cubrir la mayoría de necesidades que se pudieran presentar en estos viajes de más de 6 horas.

Abordemos el tema en tres aspectos, preparación física, preparación mental y preparación emocional.

Comenzaremos por la preparación física ya que de ella se pueden desprender las dos siguientes y que si nos falla algo de esto entonces nos puede generar un malestar en los otros aspectos.

Lo primero que debes considerar cuando vas a pasar más de 6 horas en un avión o autobús es la hidratación. El agua es vida, y más que ser un slogan publicitario es una verdad contundente. Permanecer sentado por 6 horas, aunque hagas pequeñas pausas para levantarte hace que tu cuerpo cambie su funcionamiento, la circulación se hace más lenta y el agua llega menos a todas las zonas del cuerpo. Además los aviones y autobuses tienen aire acondicionado, lo cual reseca el aire al sustraer la humedad y tu cuerpo tiene que combatir esa resequedad utilizando agua de tu propio cuerpo. Toma agua y mantén tus niveles de hidratación estables unos tres días antes del viaje. Si hay “fiesta de despedida”, ni modo, tendrás que pagar las crudas consecuencias.

Detén tu hidratación intensa dos horas antes de tu vuelo o recorrido, es muy incomodo levantarse al baño cada 30 minutos y más si no estás en el pasillo.

Cuida tu alimentación dos días antes. No querrás tener una infección, diarrea o ni siquiera el estomago inflado si pasaras 6 horas en una posición tan estrecha.

Lleva “medicinas de bolsillo”: cuatro pastillas para el dolor, antiácidos, algo para el estómago, son fundamentales, esperamos que nunca las tengas que usar pero cuando las necesites las tendrás a la mano.

ROPA CÓMODA, sabemos que tu sentido de moda es de primer nivel y te gusta estar deslumbrante en todo momento, pero no siempre es lo mejor, si puedes combinar esta necesidad fashion con algo cómodo mucho mejor. Evita pantalones apretados, cinturones que te corten la circulación o camisas que impidan el movimiento.

Estírate siempre que puedas, cada vez que paren en una gasolinería, cada vez que vayas al baño en el avión o en el autobús, levanta los brazos, mueve los hombros, mueve los tobillos (importantísimo), las manos, los dedos, flexional hacia adelante y atrás, todo esto hará que los músculos reciban un poco de sangre y evitar dolores o incluso un repentino calambre.

Ahora entremos a la preparación mental para un viaje largo. Lo primero que debes tener presente es que las terminales, aeropuertos o de autobuses son puntos de mucho estrés, filas para los boletos o documentar, cargar el equipaje por una buena distancia, revisiones de seguridad, enfrentar a empleados automatizados, lidiar con los expertos que se ofenden porque tú no sabes cómo hacer tal o cual cosa, toda la información que recibirás, horas de salida, hora de embarque, puerta, pasillo, etc.

Respira, toma una pausa y PREPÁRATE.

La mejor manera de prepararse mentalmente es revisando el proceso dentro de tu mente, imaginar lo que sucederá, qué pasará en el mostrador, qué documentos te pedirán -y tenerlos preparados-, lleva pluma y una pequeña libreta a la mano, un lugar en donde guardar documentos. Investiga qué puertas hay en el aeropuerto y cómo llegar a ellas, administra tu tiempo, llega con anticipación y prepárate para lo peor.

En un punto intermedio entre la preparación mental y emocional está el entretenimiento.

A veces no le ponemos suficiente atención a este punto, lo pasamos por alto o de plano se nos olvida, pero en recorridos tan largo es fundamental llevar tu propia música cargada en tu smartphone, DESCÁRGALA, no hay internet a media carretera, créemelo. Lleva algo de lectura, no habrá acceso al “feis” así que lleva un libro o revista, si no eres bueno leyendo tal vez te de sueño y aproveches la oportunidad.

Si la música de tus compañeros de viaje en el auto no te gusta no hay que hacer dramas, para eso llevas tus audífonos, ir platicando durante 6 horas, aunque es posible, a veces es aburrido.

En cuanto a la preparación emocional, nuestra mejor recomendación es que consideres que trasladarse es estresánte para todos, incluso para los más expertos. Además hay diferentes motivos de viaje, si tu viajas por placer o vacaciones considera que no todos lo hacen por esa razón y hay algunos que deben viajar por trabajo, por enfermedad, por una situación familiar o algo peor. Muestra empatía con ellos, no todos llevan la fiesta como tu.

Muestra comprensión con los niños y personas enfermas, sobre todo con los niños pequeños, ten por seguro que los padres no buscan molestar a nadie y a veces los bebés son muy susceptibles a los efectos de los viajes. Si comienzan a llorar trata de distraerte en otra cosa, unos audífonos y tu música serán los mejores aliados en estas condiciones. Lo mismo si te toca viajar cerca de una persona que ronque.

Una mención especial es si te toca viajar en auto y en el asiento de atrás en medio, es lo peor que te puede suceder, aquí, para ser honestos, no hay mucho que hacer más que pedirle a tus compañeros de viaje su comprensión y si no pueeees… piensa que no durará para toda la vida.

¿Que otro consejo o recomendación se te ocurre para estos trayectos de larga duración?


Te invitamos a formar parte de la comunidad de La Pareja Viajera

Opción 1 (la interesante): Forma parte de nuestro grupo privado en Facebook, un espacio íntimo y exclusivo para que podamos intercambiar ideas, experiencias e inquietudes sobre vida en pareja, viajes y experiencias.

Opción 2 (la más personal): Forma parte de La Pareja Viajera y regístrate gratis AQUÍ para recibir cada semana en tu correo de manera exclusiva ideas, recomendaciones, regalos, reflexiones, música y enterarte de todas las actividades de esta comunidad.