Solo el 12% de las garrafas de gas en circulación están habilitadas

Los recipientes portátiles deben ser rehabilitados cada 5 años desde su primer uso

Todos los recipientes portátiles para gas licuado de petróleo (GLP), también denominados garrafas, que circulan por el territorio nacional deben estar habilitados previa inspección de un organismo acreditado. Actualmente, contrariando las normativas, solo el 12% del total en el mercado está en regla.

Según lo establecido por la Resolución N° 1478/13 del Ministerio de Industria y Comercio (MIC), la totalidad de los recipientes portátiles de gas licuado de petróleo deben ser habilitados para su primer uso y rehabilitados cada cinco años. Esto debe realizarse tras el cumplimiento de los requisitos de seguridad establecidos en normas nacionales, declaradas de aplicación obligatoria.

Desde Labsol, ofrecemos el servicio de inspección de garrafas, al respecto, nuestro gerente el Ingeniero Robert Duarte, nos comentó que..

“Solo un 12% de todas las garrafas que están circulando en el mercado cumplen con la reglamentación que les exige inspecciones incluyendo pruebas. La normativa establece que las garrafas deben ser rehabilitadas cada cinco años, hasta que su condición no sea apta para circulación”.
Foto gentileza: Ultima Hora

¿Cómo saber si una garrafa está habilitada?

Se puede tener certeza de habilitación atendiendo la marcación que tiene la garrafa en el cuello (zona en la que se sujeta el recipiente). Ahí tiene que figurar el mes/año en el cual fue habilitada por última vez tras haber superado la prueba hidrostática. Esto es lo que debemos verificar en nuestros envases cuando nos entregan uno recargado.

Además, el usuario puede pedir, en el lugar al que va a cargar o comprar la garrafa, que le cambien el recipiente y le faciliten uno habilitado, porque eso es lo que obliga la mencionada Resolución del MIC.

“Todo puesto de GLP debe tener garrafas vacías y rehabilitadas para cambiarlas por las que llevan los usuarios”.

Las garrafas habilitadas tienen una seguridad comprobada para el consumidor, esa es la atribución principal y certifica que no tendrá perdidas de gas, que el material y la soldadura están en condiciones seguras para el uso. Es una manera de minimizar los riesgos de utilizar una garrafa, como: explosión, incendios, o pérdida del contenido (gas) por pequeños orificios.

Resolución 1387/16 y vencimiento del plazo de adecuación

Cabe resaltar que, en noviembre del año pasado el MIC emitió la resolución 1387/16 mediante la cual establece un plazo de adecuación de 180 días a las empresas de fraccionamiento de gas licuado de petróleo (GLP), para retirar de circulación las garrafas en mal estado. Dicha prórroga finalizó el 1 de mayo del corriente año.