#Reflexión ¿Qué llevarse del hotel?

Se los conté hace unos días, estoy de vacaciones y ya me he quedado en dos hoteles.

Admito que cada vez que me quedo en uno hay una cosa que siempre se va conmigo. No es que sea una ratera, pero hay cosas que vienen incluidas en el precio que una paga por lo tanto me parece justo la posibilidad de llevarse un souvenir.

El shampoo, el jabón, e incluso el confort son algunas. Sin embargo todo eso nunca lo meto al bolso, ya que seamos honestos, su calidad nunca es muy buena, pero hay un producto con el que arraso: los gorros de baño.

¿Por qué? Es que son perfectos para guardar los zapatos dentro de la maleta sin que tengan contacto con tu ropa. A mi me gusta mucho cuidarme de las bacterias. Son como un condón de suciedad.

Piensen que cuando uno pisa con los zapatos en la calle se pasa sobre cosas cochinas, como pipi de persona que orina en la calle y si empacas tus zapatos sin una barrera esa cochinada queda al ladito de tus calzones.

Ya lo saben, cada vez que vayan a un hotel, llévense su forrito.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.