¡Eh gaucho!

Me habla con voz finita

y empieza diciendo ¡eh!

luego me adjetiva, novedoso

para soltar el discurso al fin.

No logro entenderlo

enredado en el timbre

de un discurso político

que viene de tiempo atrás.

Y digan lo que digan

siempre escucho lo mismo

cincelando el discurso el niño

protesta contra la autoridad.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.