fe

Te voy a platicar algo sobre el hombre…

El hombre puede construir casas, puede escribir libros, puede programar, puede dirigir, puede idear planes, hacer feliz a su esposa, a sus hijos, el hombre puede hacer muchas cosas, pero el hombre es débil.

El hombre es débil cuando alguien cercano a el fallece, el hombre es débil cuando la mujer que el ama, se va. El hombre es débil cuando fracasa, deja de lado su fe y toma la botella, toma el cigarro, toma todo lo que físicamente lo haga olvidar lo débil que es. Yo he sido débil como una hoja y Dios lo sabe, lo ha visto, así como vio como me arrodillé a el, así como vio como dejé mi orgullo y acepté que soy débil.

A pesar de todo lo que podamos lograr en esta vida, es muy absurdo olvidar que somos hijos de la naturaleza que nos rodea, que todo eso es más grande que nosotros y que nunca dejaremos de ser más débiles de lo que nos gusta aceptar. Ahora bien, entiendo que no es una plática bonita la religión así como no lo es la política, pero hablar de Dios no es hablar de religión. Yo busqué un Dios, busqué mi fe, y no por eso soy religioso. Mi Dios es el sol.

Todos deberían de cuidar su fe, opino. Porque créeme que nunca serás igual de fuerte, no importa cuanto peso puedas cargar con tus brazos, tus brazos seguirán siendo humanos y tus verdaderos problemas seguirán siendo reales.

Y si ves al cielo y no piensas en ningunos ojos, si no te da ninguna esperanza… Entonces qué te queda?

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.