Siempre seras lo primero

Mi corazón latía rápido por ella, las horas sin duda eran mas largas si no la podía ver, o si no le podía preguntar como estaba, era obvio que me estaba enamorando de la señorita Alejandrita Barrientos.

Para estos días ya se estaba acabando lo que era mi séptimo ciclo de universidad, para ella ese era su antepenúltimo ciclo y para esas fechas le tocaba que quedarse en la u muchísimo tiempo, ya que estaban realizando un proyecto con muchos compañeros, un día de esos yo sinceramente tome el atrevimiento de decirle si podía acompañarla, ella me había dicho que si, que no había problema, que estaba ella sola realización ediciones y recibiendo los vídeos para dicho proyecto, yo solo vi el “esta bien, veni a estar conmigo un rato mientras entras a clases” para salir rápido a bañarme y cambiarme, y salir corriendo para la universidad, yo tenia clases a las 4:45 este era un lunes, y ese día solo tenia esa clase, se imaginan lo tedioso que puede llegar hacer, pero no pensé en eso, agarre mi mochila mi camisa verde musgo y salí para verla.

Una vez cambiado solo me tarde los 15 minutos que se tarda el bus para llegar a la universidad sali en pocas palabras corriendo para verla, cuando ya estaba a pocos metros de verla, baje la velocidad y comencé a caminar mas lento, quería dar ese aspecto de hombre serio y misterioso, cuando de pronto la vi a ella acostada en el piso de la segunda planta del edificio B, rápido me reconoció y nos sentamos hablar, yo ese día lleve mi computadora porque quería avanzar en un sistema que estábamos haciendo, se imagina… tenia que terminar algo, pero la quería ver a ella, igual sabia que si me esforzaba lo iba a terminar rápido, saque mi computadora y la conecte al toma corriente, graciosamente esta computadora esta mas muerta que viva, a tal grado que no encendía si no estaba conectada a la corriente, en fin la conecte y me sente al lado de ella, ella con sus programas de edición avanzaba el proyecto, para esto yo solo entendía la mitad de lo que ella hacia, pero igual me parecía interesante ver como era tan buena en eso.

Mientras estábamos hablando llego uno de sus compañeros a dejarle unas memorias con uno de los tantos vídeos que se habían grabado para el proyecto, yo a todo esto estaba esperando la llamada de un compañero para ir a comprar un material para un brazo robotico que estábamos haciendo, tengo que confesarles que esta proyecto me quito la vida de una manera exagerada, “en paz descanse brazo robotico”, y así fue, recibí la llamada de mi compañero, y le dije que me esperara un momento que iba hacer rápido eso de ir a comprar las cosas, igual solo tenia que salir de la universidad y cruzarme la calle para llegar.

recuerdo que no me tarde nada de tiempo en hacer ese encargo que teníamos pendiente, ademas no podía dejarla esperando mucho tiempo, ni podía decirme a mi mismo que me esperara mas tiempo, quería ver sus ojos, y su sonrisa, y asi fue… regrese con ella y nos sentamos a platicar…. de pronto le digo “decime algunos nombres de jugadores de futbol, es para mi tarea” y ella comenzó a decirme algunos nombres, otros los inventábamos, era sin duda la parte tediosa de esa tarea, después de esa gran lluvia de nombre ella cerro su computadora y la desconecto de la corriente, lo gracioso fue que no fue su computadora la que se apago, sino que la mía… y como ya les había mencionado, todo ese avance que había hecho murió en el momento que se apago mi computadora, recuerdo como ella se moría de la pena, me pidió mil veces disculpas, yo solo le decía que no se preocupara, que eso lo iba hacer en un momento, obviamente no me iba a enojar por algo así, lo importante de esa tarde no era avanzar en la tarea sino estar con ella aunque fuera un momento.

pase como 10 minutos diciéndole que no se preocupara, que eso no importaba nada, que lo volvería hacer una y mil veces mas si fuera necesario, cuando ya por fin estaba tranquila, comenzamos hablar de temas mas serios, de temas que por lo general a mi me ponen bastante sentimental, y era el tema relacionado con la muerte de mi papa, creo que ese tema siempre me pondrá así aunque pasen 40 años, lo curioso fue que mientras le decía todo esto, sujete su pierna, mas específicamente su rodilla, sin planearlo estaba teniendo un acercamiento con ella, no era la gran cosa pero mi cabeza me decía que lo hiciera, ella tenia sus manos entre sus piernas y de un momento a otro le agarre su mano, no se porque pero quería hacerlo, quería sentirla mía.

Así pasamos, cuando de repente ya eran las 4:50 y ella me dijo que me fuera para clases, “¿donde te vas a quedar?, o ¿con quien te quedaras?” le pregunte.. y ella solo me dijo “aquí sola, revisando un rato mas esto, mientras me viene a traer mi mama”… no tuve que pensarlo dos veces para decidir que me quería quedar con ella, y que la clase sin duda alguna la iba a reponer después, no iba a perderme minutos con ella, ademas me parecía algo poco caballeroso dejarla sola… y así fue como esa tarde poco a poco le comenzaba a mandar mensajes, mensajes que tenia por significado…

“siempre seras lo mas importante”.