Como construir el futuro

Hace 4 años en mi vida empece en un nuevo viaje, una nueva forma, a la edad de 11 años de inmediato mis ojos se iluminaron sabía que quería lograr algo grande.
Fue el comienzo de uno de los períodos más creativos de mi vida, hermoso, emocionante y asombroso.
Tuve suerte de saber qué hacer con mi vida durante los próximos años.
Tan absurdo como parece, tuve un sueño desde que era un niño, hacer del mundo un lugar mejor, que puedas cambiar vida de otra personas, causar impacto, nunca me he interesado en el dinero, creo que debemos perseguir un sueño más grande que va más allá de solo conseguir mucho dinero, te aseguro que esto vendrá solo, como una consecuencia lógica.
Ninguno de mis trabajos o proyectos se han hecho por dinero, tienen sólo un propósito hacer algo que sea realmente útil, cambiar algo, pienso que es posible, al menos eso lo intento.
Creo que todos mis proyectos llevan este ADN en su núcleo, lo que lo hace diferente de los demás.
A menudo miro a muchas personas con talento increíble con trabajos aburridos en las empresas de color gris, creen que ganan mucho dinero y otras personas lo creen.
Que estás haciendo de manera diferente que otras personas no, estás en el mismo lugar que todos los demás.
Tienes que moverte rápido, lo suficiente para romper las cosas, si no estás rompiendo algo significa que no lo estás haciendo bien.
Cuando creces, te dicen que el mundo es como es y que lo que tienes que hacer con tu vida es simplemente vivir en ese mundo. Trata de no golpearte demasiado contra las paredes. Trata de tener una buena familia, obtener un título, ir a trabajar, divertirse y con suerte ahorrar algo de dinero.
Esa es una vida muy limitada.

La vida puede ser mucho más amplia cuando descubres un hecho: todo a lo que llamas vida está hecho por personas no mucho más inteligentes que tú, puedes influenciar, puedes crear tus propias cosas para que otras personas puedan usarlo.
Una vez que aprendas eso, nunca volverás a ser el mismo.
Cinco reglas
Ama al enemigo, el mejor amigo de la innovación.
No competir, competir es por los perdedores, concentrarse en crear algo grande, no estás en una competición, no crear competiciones que no existen, dejar de imaginar cosas, no es una competencia es una oportunidad para cambiar el mundo.
Aprender del fracaso, admite tus errores, si haces algo incorrecto admítelo, tus errores te hacen ver humano, el problema no es el fracaso o los errores, sino de la forma en que lo manejas.
Escucha, crea, falla e itera, escucha a tu alrededor con atención, todo el mundo puede contribuir algo.
Esfuérzate al máximo, si te gusta algo, la consecuencia inmediata es que dedicar tiempo y esfuerzo no será un problema.
No duermas, trabaja duro, el éxito genera más éxito.