Mozart en la jungla

Acabo de empezar a verla, y me ha hecho suya a partir del minuto 5. El guiño a Alex, de la Naranja Mecánica, a través de Malcolm McDowell como director de orquesta emérito dirigiendo su último concierto, con una de las piezas del divino, divino, Ludwig Van, no tiene precio.

El resto del elenco está a la altura. A pesar del uso extendido del bótox y la cirugía, Alex incluido, las interpretaciones son excelentes, así como el guión. Girando en torno al mundo de la orquesta y de la música y las artes en general, es imposible evitar el gusanillo de empezar a tocar algún instrumento, aunque ya sea supuestamente tarde.

Siempre es buen momento para emocionarse por la música, y esta serie tiene todos los visos de ser un estupendo acicate. De pasar de ser espectador a ser sujeto activo musicalmente hablando, eso ya dependerá de nosotros.

A single golf clap? Or a long standing ovation?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.