¿Qué pasa con la confianza de nuestras hijas al ir creciendo?

RECIENTEMENTE TUVE LA OPORTUNIDAD DE PARTICIPAR COMO JURADO PARA LAS AUDICIONES DE LA BECA ELISA CARRILLO CABRERA 2016 GRACIAS A LA SECRETARÍA DE CULTURA DE LGOBIERNO DEL ESTADO DE MÉXICO QUE BUSCA DETECTAR TALENTOS EN LA DANZA E IMPULSAR A NIÑOS Y NIÑAS A CUMPLIR EL SUEÑO DE CONVERTIRSE EN BAILARINES.

La clase fue impartida por la excelente maestra Irma Morales -quien fuera primera bailarina de la CND durante 23 años, y maestra de Elisa Carrillo en sus inicio. Asimismo, pude compartir durante estas audiciones con Cleya Verni, ex bailarina y maestra de la Imperial Society of Teachers of Dance y con Irma Becker maestra, tutora y mentora de la Royal Academy of Dance.

Dentro de todo lo que pudimos vivir en estas audiciones hay algo que llamó mucho mi atención. Conforme iban pasando los grupos por edad, entre más grandes, las niñas se volvían más tímidas, menos expresivas, más reservadas (y digo las niñas porque no pasaba lo mismo con los escasos varones que audicionaron).

Vivimos en una sociedad donde se les enseña a las niñas a ser perfectas todo el tiempo, a verse impecables, a portarse impecables. Conforme van creciendo, hacer cosas nuevas y hacer cosas en público les resulta más penoso, más vergonzoso, más “qué irán a decir de mí”.

Resulta importante entonces rescatar 3 valores que la danza inculca en las niñas.

  • Apreciar los logros: desde aprenderse un sencillo ejercicio hasta lograr un grand jette las bailarinas aprenden a saborear y a aplaudir cada pequeño éxito
  • Resiliencia: levantarse después de cada caída y aprender que las cosas no salen a la primera es un valor que hace falta impulsar en estas generaciones que están acostumbradas a la inmediatez.
  • Confianza: saber que la constancia, la disciplina y la entrega las llevarán muy lejos si están determinadas a alcanzar sus objetivos.

Cuida siempre que tus niñas y niños se desarrollen en un ambiente seguro y sano, donde sus maestros los motiven, los levanten, los apoyen y los disciplinen sin humillarlos y sin lastimar su confianza.


Originally published at casadedanza.wordpress.com on September 21, 2016.