Mercados financieros y tecnología #FinTech

En esta semana y la anterior, se llevaron a cabo tres eventos que convocaron a los expertos en la interesante intersección entre mercados financieros y tecnología (“FinTech”). En ese cruce seguramente se dará la próxima gran disrupción tecnológica. No solo porque hay importantes apuestas de los cuatro grandes (Amazon, Google, Facebook y Apple), sino porque en los últimos seis años, la inversión global en emprendimientos (“startups”) en FinTechs se ha triplicado para llegar hasta us$3 billones, y hay estimaciones en que llegará hasta us$8 billones en 2018.

Teniendo en cuenta que, según Gartner, el sector financiero invertirá en 2014 cerca de us$ 486 billones en tecnologías de la información, es posible predecir que en cualquiera de esos fintech startups podría estar la próxima gran innovación o la próxima gran adquisición (“the next big thing”). Creo que no hay otra industria que sea tan atractiva para ser disrumpida como la de servicios financieros.

La banca enfrenta el reto de responder al deseo de sus clientes de recibir un cambio sustancial en la forma como los servicios financieros son entregados. La innovación tecnológica (principalmente cloud computing y el open source software), la regulación, la necesidad de reducir costos, el comportamiento y las necesidades de los consumidores han cultivado ese deseo de transformar a los mercados financieros. Y por lo que se vio en los eventos mencionados, pareciera que el día del cambio es más próximo de lo que las mismas entidades esperan.

Para lograrlo, estas fintech startups tendrán que sobrepasar no solo las dificultades que son naturales a sus pares en otros mercados, sino barreras particulares del sector como las siguientes:

  • lograr la confianza del consumidor bastante reacio a entregar su información a un tercero, máximo cuando se trata de su dinero;
  • cumplir con la demandante sobre regulación del sector y de paso, sobreponerse a las embestidas regulatorias de sus competidores, quienes probablemente no han reaccionado fuertemente, pero la capacidad de hacerlo no puede ser subestimada (un buen ejemplo de ellos es lo que ha venido pasado con la expedición y reglamentación de Dodd-Frank);
  • tener un modelo de negocio realmente escalable y que enganche a los consumidores, que en mi opinión es la mayor barrera dentro del sector. Los inversionistas quieren retornos con múltiplos de varios dígitos que solo se pueden dar cuando el producto es escalable (y aquí la barrera regulatoria es determinante), y cuando alcanza un nivel de viralidad que lo hace altamente demandado por los consumidores;

#Finovate NYC.2014

Puede ser considerado como la conferencia de tecnología más importante sobre servicios financieros. Finovate tiene como propósito servir de foro para presentar las mejores y más innovadoras fintechs globales, por lo que atraen a los evangelizadores del sector, a entidades financieras, inversionistas, analistas de la industria, prensa, blogueros, reguladores y empresarios. Es un espacio imperdible para quienes quieren conocer de primera mano el futuro de los mercados financieros.

Finovate inició con su primer conferencia en 2007 en New York, más tarde en San Francisco en 2008, Londres a principios de 2011, y ha adelantado dos conferencias en Singapur 2012 y 2013. En 2015 hay planeadas tres conferencias en New York, Londres, y San José (California). Y esta semana inician la primer serie de conferencias para desarrolladores en San Francisco (FinDEVr).

En la versión de otoño de este año, se presentaron un total de 71 compañías en los dos días de conferencias con un formato que es su mayor atractivo: cada compañía tiene 7 minutos para exhibir el demo de su producto en vivo, sin videos, sin mock ups, sin powerpoint. Dentro de las compañías que lograron destacarse, habría que mencionar:

  • BizEquity: es el primer y único método patentado para la valoración de empresas en tiempo real. A través de su plataforma ha valorado 28 millones de empresas privadas, por lo que ofrece la posibilidad de valorar una empresa o varias a través de su servicio en la nube, el cual incluye un private label que podría ser usado por muchas bancas de inversión.
  • Backbase: ofrece una plataforma de software para mejorar la experiencia del consumidor (customer experience platform). Esta empresa ya la había visto en el pasado y me ha generado una grata impresión la visión de sus fundadores para ofrecer soluciones que enganchen a los clientes a través de una experiencia en su interfaz agradable. Además, ofrecen un launchpad que podrían usar otros emprendedores para llegar a sus clientes sin tener que incurrir en grandes desarrollos.
  • Bloom: desarrolló un algoritmo con base en el cual optimiza el Plan 401(K) (que es un un plan de pensiones voluntarias), de tal manera que recompone los portafolios de manera automática logrando mejores retornos para los clientes, independientemente de donde tengan su plan. Sin excesiva información, gráficas, números, columnas o colores. Simplemente rebalancean el portafolio. Lo mejor es que las comisiones son claras: us$1 o us$10. ¿Se imaginan lo que esto significa para los fund managers? ¿Porque los fondos tienen que hacer tan complicado entender cómo se remunera al administrador?
  • FamDoo: es una aplicación que ayuda a los padres en la siempre difícil tarea de entregar dinero a los hijos a cambio de tareas, las cuales determina cada padre con la aplicación. Incluye un módulo de educación financiera. Interesante, la vamos a probar.
  • MaxMyInterest: es una aplicación para la administración de varias cuentas, con lo cual, por ejemplo, rebalancea los saldos de manera automática con los cambios en la tasa de interés, ayuda a distribuir los saldos de las cuentas de tal manera que siempre estén cubiertas por el seguro de depósito (FDIC), entre otras. En un mercado de us$12 trillones, un 0.6% de optimización, que es la promesa de valor, es toda una fortuna.
  • Matchi: es una plataforma para innovación abierta que toma encargos de banqueros para ser solucionados por innovadores registrados (personas o fintech startups). Todo un futuro para profesionales que quieran mostrar talento y para banqueros buscan soluciones eficientes y efectivas. En un mundo sin fronteras y en el que la colaboración es el orden mundial, allí hay un potencial importante.
  • P2BInvestor: es otra plataforma de negociación de facturas para capital de trabajo, en el que pueden participar inversionistas acreditados; con lo cual crea competencia de bajo costo en un mercado opaco e ineficiente en el que muchos han querido ingresar.

Y Latinoamérica? #FinTechLatam

En Latinoamérica se celebró por primera vez un evento que tiene un propósito similar: analizar el ecosistema financiero y explorar nuevas tecnologías, ideas y tendencias. El FinTech LatAm cuenta dentro de los organizadores a la Florida International Banking Association (FIBA), la Latin American Private Equity & Venture Capital Association (LAVCA) entre otros. Del mismo modo, busca posicionar a la ciudad de Miami como centro de innovación financiera en la región, con el soporte de la Knight Foundation.

Latinoamérica resulta ser una región bastante atractiva para la innovación financiera en la medida en que el protagonismo corresponde más a entidades locales o regionales que a los grandes actores globales. Culturalmente la banca latina es conservadora y bastante tradicional en la evaluación de riesgos y en la oferta de productos, por lo mismo, menos propensa a ofrecer o desarrollar modelos de negocio diferentes. Por otro lado, las características del consumidor financiero latino han evolucionado aceleradamente fundadas en el constante crecimiento de su poder adquisitivo, la altísima penetración de los móviles (la gran mayoría de los cuales usan el sistema operativo Android) y de redes sociales.

Todo esto no es nada distinto a una invitación a las fintech startups para desafiar ese status quo, a generar valor para un mercado inmenso y diverso, a aprovechar las enormes oportunidades del mercado. Aún son pocas las aplicaciones en la región para móviles relacionadas con la administración de las finanzas personales o de educación financiera; hay espacio para desarrollos que integren analytics y big data a los procesos de back, middle y front; los servicios apalancados en el cloud computing seguramente generarán espacios sobre todo para entidades pequeñas que no han incurrido en costosas plataformas tecnológicas y donde las fintech startups seguramente podrán ofrecer alternativas interesantes; y en temas de seguridad y cumplimiento todavía hay mucho por optimizar. Al ser la región pionera en regulación preventiva sobre lavado de activos y financiación del terrorismo, podrían surgir nuevas propuestas que podrían optimizar procesos, reducir costos de transacción y hacer más fácil la relación con el cliente.

Y precisamente esas oportunidades fueron las que se revelaron en el Fintech Latam de Miami. En su primera versión, participaron exponentes de entidades tan prestigiosas como MasterCard, Citi y PayPal; y de compañías radicadas en Miami como Easy Solutions (security), YellowPepper (mobile), Bid2Pay (mobile) y LoopPay (mobile). Quienes quieran ver mayores detalles, les recomiendo un artículo de Nancy Dahlberg del Miami Herald con la cobertura del evento.

La conferencia de desarrolladores SFO.2014 (#FinDEVr)

Finalmente, FinDEVr es un evento de un nivel más técnico, escenario ideal para desarrolladores, arquitectos de software, CTO, ingenieros, etc. Ellos son los arquitectos de los futuros mercados financieros. Talento a la orden. Este es un escenario más reducido pero no menos importante. Aquí se presentan no solo startups sino también empresas consolidadas que están desarrollando herramientas, tecnologías o API que impactarán los mercados en el futuro próximo, con la ventaja de estas enfocado en mercados financieros.

Lecciones que nos dejan estos eventos

En primer lugar, sobre los eventos, hay que reconocer el esfuerzo de sus organizadores para evangelizar sobre estas compañías y sobre este mercado. FinTechLatam y FinDEVr estaban en sus primeras versiones de muchas que esperamos vengan en el futuro. Quizás es deseable que haya mayor divulgación para que la participación sea mayor y para que en le futuro sean más las empresas que participen y los asistentes que encuentran aquí los contactos para desarrollar nuevas y mejores propuestas.

Algunas de las voces más autorizadas han señalado (particularmente sobre Finovate), que si bien la organización, el evento y los contactos son muy buenos, quedan insatisfechos o impacientes al no ver esa gran compañía que revolucionará el mercado.

El blog de Chris Skinner deja la sanción de que algo queda faltando. Lo cual es cierto, pero innovar es un proceso. Todas las compañías que expusieron tienen un modelo de negocios claro y enfocado en un mercado que tiene un potencial gigantesco. La banca per sé no genera grandes pasiones, es el tamaño de sus números el que lo genera. Por lo mismo, algunas de estas empresas se consolidarán y sin darnos cuenta llegará el día en el que esas empresa (y quizás algunas ahora mismo) tienen el valor de entidades financieras que llevan décadas en el mercado, y seguramente con un modelo operativo mucho más eficiente. Y ese es el gran valor.

Por su parte Bradley Leimer señala en un post que extraña el enganche de una aplicación que pueda trasformar el mercado. Creo que el punto es válido y creo que se debe al exceso de racionalismo que impera en las operaciones financieras, donde si bien las reacciones pueden ser irracionales, la mayoría de los análisis tienden a ser desapasionados. Y quizás eso es precisamente lo que hace falta: mover el piso. Revelar que las finanzas tienen un lado creativo y que son muy útiles para cumplir sueños.

Más allá de los demos, las conferencias, el networking, lo fundamental debe estar en el impacto a largo plazo de todo esa innovación, y como todo ese talento debe inspirar a banqueros, emprendedores y entidades a seguir innovando para ofrecer mejores servicios financieros a los clientes.

De eso se trata. De construir un mundo mejor. De llevar los mercados financieros a donde aún no llegan, de llegar como los clientes quieren que le sean entregados sus productos y no como el banco lo hace. En una sola palabra: de innovar. Para construir el futuro que soñamos desarrollando mercados.


Originally published at lopezleonjuan.wordpress.com on October 4, 2014.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.