Pecando antes de dormir.

No sé qué responder, me quede corto de palabras. No sé qué puedo mirar, la belleza del horizonte murió en el holocausto verbal.

  • ¿Tienes algo que hacer?
  • No
  • ¿Quieres acompañarme está noche? Sírvete un trago, relájate (no lo hagas porque no hay vuelta atrás).
  • ¿Por qué me invitaste?
  • Me intriga saborear las mieles del pecado, me genera curiosidad saber que se siente pecar.
  • ….
  • ¿Te incomoda?
  • Todas las noches me dejas sin palabras.
Show your support

Clapping shows how much you appreciated Lord Ulv Perspective’s story.