Nike Una Vez Más Fue El Protagonista

La marca estuvo presente en la mayoría de las competiciones

La publicidad ha tenido que cambiar, reinventarse y encontrar la manera de que su mensaje o marca llegue al consumidor sin que este se sienta atosigado.

El público, hoy por hoy, es más inteligente y informado que nunca, por eso las estrategias comunicacionales con medios tradicionales no están funcionando.

Y es verdad, llega un punto que vas por la calle, y por todas partes ves marcas. Prendes la televisión, y no es solo en los comerciales donde aparecen. A continuación, te metes en Internet y tienes que esperar como 10 segundos para quitar el video que te obligan a ver en Youtube para realmente en un principio disfrutar de lo que en realidad querías ver.

Todavía nos obligan a ver contenido que no queremos ver. Es así de simple, y molesta mucho.

Es aquí donde entra Nike, y su truco mejor guardado.

¿Se acuerdan de los Juegos Olímpicos en Londres de 2012?

Las zapatillas amarillas, sin duda llamaban la atención. Es importante que sea un color que resalte en el ojo, y el contraste que tiene el color amarillo con el negro es la combinación perfecta. Difícil de ignorar.

Ahora, el Comité Olímpico no iba a dejar que pasara lo que podemos ver en la televisión o en la web, cientos y cientos de anuncios multiplicándose sobre nuestros ojos.

De acuerdo con las reglas, se controla la publicidad y no se permite que ni deportistas ni federaciones exhiban de manera exagerada logos. Los atletas firman la regla 40.

Es por eso que se debe apelar a utilizar estrategias sutiles al público para evitar problemas.

Este año quisieron juntar otro color, el rosado para una combinación extraordinaria para el éxito. Para su sorpresa, contaron que los atletas más destacados los usaran, haciendo alusión que solo los mejores los usan.

Se debió hacer un estudio a las mejores promesas en esta nueva edición, lo cual ayuda mucho a la marca. Es simple, si vemos que alguien resalta y es el mejor en lo que hace utilizando ciertos zapatos, los querremos comprar también o consumir sus productos.

Simple psicología del consumidor, así somos.

El buen manejo del marketing seguirá asombrándonos, haciéndonos preguntarnos cosas de como nos comportamos y somos, para eso se creo. Llegarle a la audiencia y entender al ser humano.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.