H

Estás preguntándome qué pasa. Estás extrañando a la persona débil que te llenaba de caricias. Me dijiste que ayer fue solo sexo, que percibiste que no lo disfruté tanto. Dijiste que estaba ahí pero no me veías ni me sentías.

Honestamente, estoy cansada. Estoy harta. Estoy triste. Estoy molesta. No tengo ganas de hablar, a penas tengo ganas de escribir. Estoy cansada de esperar en vano. Estoy harta de que mi mente guarde la esperanza de que vas a quererme. Estoy triste porque cada día te pierdo un poco más. Estoy molesta porque sé que no merezco esto. No quiero hablar porque, ¿de qué me sirve? ¿De qué sirve que te cuente cuánto te quiero? Si lo único que hacés es guadar todo eso que te he dicho adentro de tu ego. ¿Para qué querés que te describa las razones por las que me gustás? ¿Para saber qué tanto vas a aprovecharte de mí?

Ya no, amor. Ya no. Ya no puedo. Ya no puedo ignorar tu ausencia, tus silencios. No puedo dejar de sentirme tonta sabiendo que lo que yo tengo para vos, vos lo tenés para alguien más. No quiero seguir siendo una migaja en tu mesa, con la que jugás y que luego tirás al piso porque vos no estás para eso.

Este amor no te sirve a vos, no me sirve a mí. Está de más. Es la letra H de nuestra historia. Este amor es mudo, es invisible, te da igual. Sabés que está ahí pero podés ignorarlo. Hablás y no lo pronunciás.

Me quedé sin ganas. Me llené de llagas esperándote. El dolor consumió mi voz y ya no puedo contarte más historias. Mis ojos están empañados por lágrimas a medio salir y ya no puedo verte. Todo es confuso.

Mis latidos quieren hacerse escuchar, quieren gritarte que te quiero. Pero la tristeza… la tristeza está ganando la batalla, me susurra en el oído que no me querés, que esto no vale la pena, está tomándome en sus brazos. No me digás más, no me pidás más. No prometás que vas a rescatarme, dejame morir en medio de esta playa vacía.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.