pActo

nuestro trato se basará en nada,

un reloj en blanco,

los pasos serán un zumbido

recostado en aguas calientes,

y podrás andar

de dolores satisfecho,

con la tranquilidad divina

de saber que tenemos al fin

un acuerdo