“El paraíso”

¿Se han preguntado realmente que es el paraíso? O mejor dicho, se han preguntado alguna vez ¿como se hace para llegar a ese lugar? Pues, ante la perdida de mi tío debo confesarles que se han abierto un número incontable de preguntas, pero estas dos son las que más ruido me causan, una porque era el día a día de este personaje en los cuarenta días de su vida que significaron una retrospectiva histórica, si, este personaje era un héroe, ahora me atrevo a decir que es un ángel, pero bien, volvamos a las preguntas; llegué a la conclusión de que el paraíso es sin lugar a dudas algo subjetivo, una muestra clara de nuestra mente, un lugar que cada quien y cada cual irá imaginando de acuerdo a su bienestar, su necesidad y su personalidad, sin dudas, pero ¿como llegamos? No se necesita estar muerto, debo confesarlo, inclusive mi tío muchas veces en medio de nuestras conversaciones solía decir que el paraíso tiene dos sucursales, la de la tierra y el cielo, para el la sucursal aquí en la tierra era su “conuco” espacio que desde su propia visión arquitectónica era un compendio de lugares en donde el podía refugiar su esencia, y debes en cuando recordar quien era, y la del cielo es la que Dios te prepara, así de sencillo. Que loca Luise, ¿que sentido tiene esto? Mucho, es la necesidad insaciable de querer tener una explicación y no desvariar entre lo que es bueno, malo, justo o injusto y pues abrirles una ventana a la duda prematura, a esas preguntas que la vida y sus tantas cartas no te deja plantear… Nos leemos! @LuiseHerre

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Luiselen Herré Carrillo.’s story.