tengo algo con las Maria’s

cada pulsera tiene fue alguna vez un invento o algo espontáneo y en todas la primer admiradora fiel a mis creaciones fue Maria. En la primera pulsera me comíe un melón y luego usé las semillas; la segunda pulsera es una reliquia bastante preciada, el abalorio es uno de mis favoritos de la cajita rosada repleta de abalorios que me dió mi abuela para navidad a los 9 años y la última pulsera fue una combinación de mis colores favoritos y los de Maria … una de las primeras cosas en común que tuvimos, después de ahí he ido descubriendo que somos almas gemelas. El pasado fue un historial de buenos recuerdos, el presente lo gozamos hasta que la payasa termine y el futuro nos espera con nuevas aventuras.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.